Preserva tu fertilidad a través de la vitrificación de óvulos

vitrificación de óvulos

¿Sabías que por cada año que se retrasa la maternidad las posibilidades de quedarse embarazada se reducen hasta en un 5%?  En nuestro país, cada día más mujeres retrasan la hora de ser madres por diversas razones sociales, laborales o económicas. Sin embargo, hay que tener en cuenta que a partir de los 30-35 años el cuerpo de la mujer es menos fértil y la calidad de sus óvulos empeora, por lo que se reducen las probabilidades de embarazo natural.

Para reducir este impacto existe, desde hace unos años, un método preventivo que permite conservar los óvulos con éxito y que está orientado a las mujeres que, por distintos motivos, posponen el momento de ser madres: la vitrificación de óvulos. Esta técnica presenta excelentes posibilidades que ofrece de cara a preservar la fertilidad: las mujeres que decidan vitrificar sus óvulos tendrán la misma fertilidad que el día que decidieron criopreservarlos.

Se trata de una técnica de la reproducción asistida que consiste en la congelación de los óvulos jóvenes . Para ello, se reduce la temperatura a la que se exponen los ovocitos, de 22º C iniciales a -196º C, a una velocidad de enfriado de 23.000 grados por minuto, a diferencia de los procesos tradicionales en los que la velocidad oscilaba entre los -0.3 y los -2 ºC. Después, es necesario incubar los ovocitos en una solución con alta concentración de crioprotector, que evite los daños producidos durante la vitrificación, e introducirlos en nitrógeno líquido.

Esto permite conservar los ovocitos de forma indefinida, aunque la Sociedad Española de Fertilidad no recomienda realizar un tratamiento de este tipo después de los 50 años. Una vez que la mujer decide utilizar los óvulos congelados, se procede a la implantación de los embriones y, tras descongelar los ovocitos almacenados, se inyectan mediante la técnica de Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI).

Por tanto, esta técnica abre la posibilidad de elegir el momento en el que ser madres, además de que es una alternativa para las mujeres que desean tener un hijo y son solteras, pues pueden vitrificar sus óvulos cuando están en su época más fértil.

Además, la vitrificación es una buena técnica para preservar la fertilidad de aquellas mujeres que a lo largo de su vida puedan ser pacientes oncológicas. Recuperar la fertilidad después de someterse a tratamientos de quimioterapia y radioterapia a veces conlleva mucho tiempo. Por eso, para asegurar un futuro embarazo, las mujeres con este perfil pueden optar por el proceso de extracción y vitrificación de óvulos antes  de someterse al tratamiento oncológico, siempre bajo la prescripción del especialista.

A estas ventajas se añade que los óvulos vitrificados no tienen el riesgo del proceso natural de envejecimiento ni pueden sufrir daños por algún tratamiento médico. Esto hace que la vitrificación sea uno de los métodos actuales para prevenir la fertilidad.

Foto: tofslie


Este artículo está firmado por la Doctora Victoria Verdú, ginecóloga y coordinadora del equipo de Ginecología de la Clínica de Fertilidad. Ginefiv es una clínica de donacion de ovulos en Madrid con mas de 20 años de experiencia y mas de 15.000 niños traidos al mundo y un centro con unas tasas de embarazo equiparable a las de los centros mas prestigiosos a nivel internacional

Ginefiv: Nuestro objetivo e ilusión es ayudar a nuestros pacientes a conseguir su principal objetivo …. Tener un hijo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...