Píldoras del día después en máquinas expendedoras

Anticonceptivos en máquinas expendedoras

En Estados Unidos, y concretamente en la Universidad de Shippensburgh (Pensilvania), se pueden adquirir las Píldoras del día después en máquinas expendedoras, como ya sabéis, se trata de un anticonceptivo al que se puede recurrir después de haber mantenido relaciones sexuales sin protección o ante la duda de que los anticonceptivos habituales no se hayan tomado correctamente.

Las píldoras del día después se comercializan por unos 25 dólares (algo más de 20 euros) a través de máquinas vending y sin necesidad de receta médica, algo que por el momento sería impensable en nuestro país. Este hecho ha sido denunciado por varios motivos, es una forma de promover el aborto, aunque como sabemos, se cuestiona que se trate de una píldora abortiva, en realidad es un método anticonceptivo de emergencia. Por otro lado, vender este fármaco libremente puede poner en riesgo la salud de las mujeres si abusan de él, recordemos que la Asociación Nacional para la Defensa del Derecho a la Objeción de Conciencia del Personal Biosanitario (Andoc), respalda el informe de la Agencia Española del Medicamento en el que se indica que existe el riesgo de sufrir tromboembolismo venoso por su abuso.

También se critica que las jóvenes no se sometan a un examen médico previo que certifique que pueden tomarse la píldora, parece que la protección de las mujeres se ha relegado a un segundo término, las dudas que una joven tenga no se las va a resolver la expendedora. Es sorprendente que en una Universidad se permita esta venta libre a través de una máquina vending, pero argumentan motivos como la prevención de embarazos no deseados. Algunas asociaciones pro-vida luchan por eliminar este tipo de servicios que lo único que hacen es confundir y promover el aborto. En esta noticia, se instaba a todo aquel interesado a favor de la retirada de la máquina, a que llamaran a la Universidad mostrando su repulsa y la retirada de la expendedora de píldoras del día después.

El caso es que desde el año 2009 esta máquina está operativa, además de píldoras, vende otros tipos de anticonceptivos como profilácticos o tests de embarazo. La instalación de la vending de anticonceptivos se realizó previa votación de los estudiantes de la universidad, al parecer, el 85% estaba de acuerdo con su instalación. En Estados Unidos se pueden tomar las pastillas antibaby a partir de los 17 años de edad, en este caso sí se realizan algunos controles. Pero en el caso de la universidad, todos son mayores de edad y la ley federal permite adquirirla sin receta médica, eso sí, han de acreditar que pertenecen a la universidad y para acceder a la máquina que está en una sala deben realizar un registro previo en un mostrador.

Han pasado unos meses desde que se generó el revuelo por la expendedora de anticonceptivos, este sistema podría estar violando la ley dado que determinados fármacos sólo se pueden comercializar en farmacias o clínicas de salud, que no necesiten receta no quiere decir que no se comercialicen a través de un profesional. De momento no se ha dado a conocer ningún dato más, el litigio sigue su proceso, aunque todo apunta a que la máquina vending antibaby no se retirará.

Vía | Usa Today

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...