Pautas orientativas para evaluar la idoneidad de la inseminación artificial

Pautas para evaluar la idoneidad de la inseminación artificial

Lograr un embarazo puede llegar a convertirse en una pesadilla para algunas parejas, por eso en los últimos tiempos han ganado popularidad determinadas técnicas de reproducción asistida, como la inseminación artificial intrauterina, que convierten en viable el deseo de tener un hijo.

Con todo, antes de someterse a un tratamiento de reproducción fertilidad conviene informarse de las distintas técnicas de fertilidad y cuál se ajusta mejor a nuestra situación. En el caso de la inseminación artificial, existe una serie de pautas a tener en cuenta, la primera de ellas es cerciorarse de que las trompas de Falopio estén permeables y permitan el paso de los espermatozoides y los óvulos. También es importante que las características del semen lleguen a los parámetros mínimos para fecundar, tanto en calidad como en cantidad. En caso contrario, se recomienda optar por otras técnicas, como la fecundación in vitro.

A continuación, te mostramos algunas pautas orientativas para evaluar la idoneidad de la inseminación artificial en cada caso. Recuerda que son sugerencias que en ningún caso deben reemplazar al diagnóstico correspondiente de un profesional de la salud.

Cuándo optar por la inseminación artificial

  • Parejas con incapacidad de depositar correctamente el esperma en la vagina debido a diversas patologías como eyaculación precoz o retrógrada, impotencia de origen neurológico, vaginismo, disfunción eréctil, etc.
  • Parejas en las que el varón presenta defectos leves en el semen, por ejemplo, baja concentración o movilidad de los espermatozoides (oligozoospermia o astenozoospermia). Las técnicas de capacitación en laboratorio permiten recuperar parte de la cantidad y la calidad del esperma.
  • Mujeres con disfunción ovulatoria.
  • Mujeres con alteraciones en la funcionalidad del cérvix y en el moco cervical, que pueden impedir el paso de los espermatozoides.
  • Parejas con infertilidad de origen desconocido.

Cuándo  NO optar por la inseminación artificial

  • Mujeres con una respuesta ovárica exagerada a la estimulación de la ovulación, ya que incrementa considerablemente el riesgo de embarazo múltiple.
  • Pacientes mayores con elevado tiempo de esterilidad.
  • Mujeres con disfunción ovárica que generan muchos ovocitos de baja calidad.
  • Mujeres con tasas muy elevadas de anticuerpos anti-espermatozoides.

Si tienes dudas en relación a la inseminación artificial, no olvides que la persona más capacitada para responderlas es tu médico especialista.

Fuente | Técnicas de Reproducción Asistida
Foto | Colure

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...