Óvulos crioconservados y óvulos frescos

Técnicas de reproducción asistida

En lo que respecta a óvulos crioconservados y óvulos frescos, los resultados a la hora de desarrollar un embrión para un embarazo, ofrecen las mismas tasas de probabilidad y efectividad. Según los investigadores del IVI (Instituto Valenciano de Infertilidad), la comparativa en base a los trabajos y técnicas de fertilización es la siguiente, de un total de más de 600 mujeres que recibieron ovocitos recién extraídos o crioconservados mediante la técnica de vitrificación, la tasa de embarazos se situó en un 41’7% para el primer grupo y un 43’7% para el segundo grupo.

Es decir, la diferencia entre los óvulos crioconservados y óvulos frescos era muy pequeña, teniendo una tasa de efectividad mayor los óvulos vitrificados. Evidentemente, en el tema de las técnicas de reproducción asistida, la connotación fresco no tiene peso como lo puede tener en la alimentación, que no es lo mismo comerse un tomate recién cogido de la mata que comerse un tomate en conserva. Estos son los resultados de una investigación que han proporcionado los especialistas durante la 26 Conferencia Anual de la Sociedad Europea de Reproducción Humana y Embriología (ESHRE), celebrada en Roma y concluida ayer día 30 de junio.

Como ya sabemos, la vitrificación de los óvulos se realiza mediante la técnica cryotop, con ella se logra que los óvulos presenten una consistencia viscosa al ser congelados con nitrógeno líquido a 196º C bajo cero. Con las técnicas de congelación tradicionales, la formación de cristales de hielo destruía hasta un 30% de los óvulos congelados, con la vitrificación se consigue que hasta un 97% de los óvulos sean viables para su utilización. Pero además hay que añadir que presentan una ligera tasa de efectividad más alta a la hora de concebir un embarazo.

Según los expertos, en todos los parámetros los resultados eran prácticamente idénticos, aunque hay que apuntar una matización realizada por Ana Cobo, la responsable de este estudio. De acuerdo que los embriones obtenidos a partir de ovocitos vitrificados o crioconservados y óvulos frescos son similares, pero falta constatar si a largo plazo, es decir, si durante la gestación y el desarrollo de los bebés, se pueden producir efectos adversos a partir de un óvulo crioconservado. En algunas ocasiones se ha demostrado que lo que parece no tener consecuencias en el momento, o a corto plazo, a la larga puede derivar en enfermedades o trastornos.

A través de La Razón podemos saber que los expertos indican que el próximo estudio será determinar si a largo plazo existen efectos adversos y por ello se estudiará y se realizarán comparativas sobre los datos obstétricos y neonatales de niños nacidos a partir de ovocitos frescos y ovocitos vitrificados. De los resultados obtenidos depende el avance y la consolidación de los bancos de ovocitos en el futuro. La investigadora indica: “Por ejemplo, hay pacientes de cáncer que podrán preservar su fertilidad antes de someterse a un tratamiento que las pueda dejar estériles (nos gustaría apuntar en este caso un descubrimiento realizado por investigadores de la Universidad de Roma, en el que se mostraba que las mujeres en edad fértil que debían afrontar un cáncer, podrían mantener su fertilidad con quimioterapia); pacientes para quienes la hiperestimulación ovárica podría conllevar un riesgo, y pacientes que no pueden tener una muestra de semen disponible inmediatamente”.

Las técnicas de reproducción asistida avanzan a una velocidad increíble y las investigaciones en este campo arrojan cada vez mejores resultados. Os aconsejamos retomar la lectura del post Esferas magnéticas para atraer espermatozoides defectuosos o apoptótiocos, como otro ejemplo más de cómo se logran mejorar las tasas de embarazos llevados a término con efectividad, alejándose de la infertilidad.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...