Nueva Ley del Aborto en Irlanda

Se ha presentado el borrador definitivo de la nueva Ley del Aborto en Irlanda, uno de los puntos más destacados es la inclusión de la objeción de conciencia por parte del personal sanitario.

Abortos en Irlanda

Se acaba de presentar la nueva Ley del Aborto en Irlanda con algunos cambios que parecen satisfacer a la comunidad médica del país, uno de ellos es la posibilidad de negarse a practicar un aborto ejerciendo la objeción de conciencia, recordemos los problemas que tienen los especialistas médicos de nuestro país con esta cuestión. El conflicto entre los especialistas y el Gobierno ante la Ley de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo parte de lo enunciado en el artículo 19, en él se trata la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios “directamente” implicados en la interrupción voluntaria del embarazo. El adverbio “directamente” excluye a cualquier especialista que sin participar en el aborto, sí participa en los trámites administrativos que lo permiten, pruebas o estudios vinculados a la interrupción del embarazo.

El caso es que en Irlanda, un médico podrá negarse a practicar el aborto bajo la objeción de conciencia, pero el hospital estará obligado a ofrecer la interrupción del embarazo en los casos que correspondan y sean necesarios, como por ejemplo que la vida de la madre corra peligro, incluyendo la posible amenaza de suicidio, algo que se da en ocasiones en embarazos adolescentes no deseados. En la nueva ley se determina pena de cárcel para quienes destruyan intencionadamente una vida humana no nacida, en este punto se han realizado los cambios oportunos que eximen a la madre de cualquier responsabilidad penal.

La nueva ley irlandesa del aborto ha tardado en materializarse, ha debido pasar por varios comités parlamentarios y aunque se ha presentado el borrador definitivo, todavía habrá que esperar a que el texto se presente en la Cámara baja del parlamento dentro de un mes para ser sometido nuevamente a votación y ser ratificado. La objeción de conciencia se contempla en la ley, pero ninguno de los centros hospitalarios públicos designados por el gobierno del país podrá negarse a practicar un aborto, especialmente si es legal. La nueva ley es una novedad dado que hasta la fecha en Irlanda el aborto es ilegal, salvo si la vida de la madre está en riesgo, algo que determinan los médicos bajo su criterio y que por ello tienden a negar practicar un aborto, ya sea por convicciones religiosas o por el temor a las cuestiones legales.

La nueva ley determina que las interrupciones del embarazo en casos no considerados de urgencia o gravedad, se practiquen en unidades de ginecología del servicio público de salud, siempre que previamente dos especialistas médicos certifiquen el riesgo para la vida de la madre, en nuestra opinión este punto puede ser conflictivo, ya que como hemos indicado, se suelen negar. En el caso de que sea una emergencia, sólo será necesario la decisión de un médico para practicar el aborto. Con respecto a la cláusula de inclusión del suicidio, esta es la que más preocupa a las personas que no aprueban el aborto, pues consideran que puede convertirse en una alternativa que facilite “los abortos a la carta”, aunque hay que apuntar que tres especialistas se encargarán de determinar si existe riesgo real de suicidio por parte de la futura madre.

Para Irlanda es un profundo cambio, sin embargo, las reformas realizadas no terminan de convencer a quienes solicitan el derecho a abortar. Seguramente pronto tendremos más noticias sobre el tema, ya que las personas más conservadoras no aprueban los cambios mencionados. Podéis conocer más detalles sobre el proyecto de ley a través del artículo publicado en Miami Herald.

Foto | Vivian Chen

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...