Mitos para elegir el sexo del bebé II

elegir el sexo del bebe

Vivimos en una sociedad en la que mucha gente se guía por temas que tienen que ver con el tarot, el horóscopo o los astros en general.

Ya hablamos hace unos días de algunos de los mitos para elegir el sexo del bebé que existen como las comidas o las posiciones a la hora de concebir que se creen facilitan dicha elección. Se ha demostrado que muchas de estas prácticas no son más que mitos populares, aunque hay algunas que puedan tener cierta base científica, por ejemplo en las comidas, ya que hay estudios que apuntan que las calorías de la dieta pueden condicionar el sexo del bebé.

La superstición sigue teniendo un peso importante en la vida de mucha gente y por eso no sorprende que los mitos populares sigan manteniéndose con fuerza a la hora de escoger el sexo del bebé, por eso hoy hablaremos de otros mitos para elegir el sexo del bebé mas relacionados con estas prácticas.

Superstición y fórmulas caseras

Popularmente se cree, que para conseguir que nuestro bebé sea niño tendremos que mantener relaciones sexuales cuando la luna se encuentre en cuarto creciente o cuarto menguante, además de tener que hacerlo siempre por la noche, por supuesto.

Otra de las leyendas urbanas que corren por ahí es que los niños son concebidos en los días impares del mes y si la cabeza de la mujer a la hora de hacer el amor está en dirección norte.

En el caso de querer concebir una niña es más sencillo hacerlo cuando hay luna llena y en vez de por la noche, al atardecer. Al contrario que para los niños, las niñas son concebidas en los días pares del mes.

También son muchas las historias populares que aseguran que si los padres se encuentran relajados al concebir, sin duda, tendrán una niña. Si están preocupados, por el contrario tendrán un niño.

Otro de los factores que puede influir enormemente es la temperatura. Muchos dicen que los testículos del hombre deben estar a menor temperatura antes de hacer el amor si la pareja desea tener una niña si lo que quieren es tener un niño, lo mejor es que entren en calor. Esta idea se plasma en la creencia existente acerca de los boxers y los slip apretados: usa calzoncillos pegados si quieres un niño pero si deseas una niña mejor optar por una opción más holgada.

Aunque si bien es cierto, que existen estudios que aseguran que para mejorar la concepción -de un niño o una niña, es indiferente- el uso de boxer es el más recomendado, ya que el exceso de calor en los testículos que pueden producir los slips pueden causar infertilidad masculina.

También los hay que dicen que si la línea de pelo en la nuca de tu último hijo se parece a la cola de un pato, el siguiente bebé será una niña.

Otra de las leyendas dice que el sexo del bebé se determina según cuál de los integrantes de la pareja ejerce el control de la relación en el momento de la concepción.

Y como estas muchísimas más, lo único que nos queda por deciros es que realmente no importa el sexo del bebé, que nazca sano y fuerte es lo que de verdad nos hará felices.

Vía | www.crianzanatural.com
Foto | MShades

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...