Método Shettles

Elegir el sexo del bebé

El doctor Landrum B. Shettles desarrolló en 1960 el Método Shettles, un método con el que dice ayudar a elegir el sexo del bebé antes de la concepción. Se han publicado varias ediciones de su libro Cómo elegir el sexo de su bebé desde su lanzamiento en el año 1971, lo que implica que se ha comprado mucho y que son muchas las parejas que han probado este método. Al respecto hay muchas declaraciones, parejas que han conseguido tener un bebé del sexo buscado, otorgando entre un 75 y un 90% de efectividad y otras que no.

Incluso se han realizado diversos estudios científicos que constaten la efectividad del Método Shettles, pero al parecer, la mayoría no han dado buenos resultados, algunos especialistas destacan que este método no sólo no permite elegir el sexo del bebé, sino que además, puede dificultar la concepción.

La teoría del doctor Shettles se basa en las diferencias de los espermatozoides con cromosoma sexual X (femenino) o Y (masculino). Argumenta que el esperma masculino es más rápido, que el femenino, pero más débil y de menor tamaño. Con estas características, recomienda unas pautas a seguir sobre el momento de realizar el acto sexual, la postura y la forma de que el ambiente vaginal sea la más apropiada para cada esperma.

Como sabemos, el óvulo tiene el cromosoma X, si lo fecunda un espermatozoide también X, el bebé concebido será una niña, y si el óvulo es fecundado por un espermatozoide Y, el bebé será un varón. Por lo tanto, y según el método Shettles, dependiendo del deseo de concebir un niño o una niña, hay que tener en cuenta los siguientes aspectos:

Para concebir un niño hay que pensar en las características del espermatozoide con cromosoma Y para facilitarle que sea el que alcance el óvulo. Este espermatozoide es más lento, más pequeño, hay menos cantidad y muere más rápidamente que su homólogo X. Por lo tanto, según el método Shettles, habría que mantener relaciones sexuales los días más próximos de la ovulación para que los espermatozoides tengan ventaja, la penetración debe ser completa para que los espermatozoides más rápidos lleguen antes y la mujer debe tener orgasmos que participan en el ambiente vaginal, haciéndolo más alcalina.

Para concebir una niña, conociendo que los espermatozoides con cromosoma X son más grandes, más fuertes (sobreviven más tiempo en el entorno del cuello uterino) y son más lentos en su carrera, según el método Shettles habría que mantener relaciones sexuales dos o tres días antes de la ovulación para que los espermatozoides Y hayan desfallecido y se conserven los que tienen el cromosoma X que ayudaría a concebir una niña. Además recomiendan que la penetración no sea profunda y que mujer no tenga orgasmo para los espermatozoides encuentren un ambiente vaginal ácido.

Con respecto al entorno vaginal, Shettles recomienda unos baños específicos que hagan que sea más alcalino o más ácido para favorecer la concepción del bebé con el sexo deseado, pero estas duchas mal realizadas podrían perjudicar a la mujer.

Hay otras recomendaciones en el libro del método Shettles como la frecuencia de las relaciones sexuales, la ropa que utilicen los futuros papás (apretada o suelta, cálida o fresca…) e incluso en referencia a la alimentación. Pero como comentábamos, hay dudas sobre la efectividad de este método para elegir el sexo del bebé. Somos conscientes de que hay muchos mitos para elegir el sexo del bebé.

Podéis conocer más en relación al método Shettles con el libro publicado en español recientemente, Elige el sexo de tu bebé, su precio es de 15 euros y se encuentra en cualquier librería bien surtida.

Foto | Mélissa Bradette

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...