Menos anomalías en los bebés cuando la madre ha llevado una dieta saludable antes del embarazo

Son muchos los expertos que recomiendan una dieta saludable antes de concebir un bebé, ahora un estudio muestra que de este modo se logra reducir el riesgo de que el futuro bebé pueda sufrir cardiopatías congénitas. Aunque se trata de un estudio observacional, los datos obtenidos son bastante evidentes.

Alimentación antes del embarazo

Un estudio realizado por expertos del Departamento de Pediatría de la Universidad de Utah y de la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford de Estados Unidos, concluye que se producen menos anomalías en los bebés cuando la madre ha llevado una dieta saludable antes del embarazo. Hasta la fecha se consideraba que los hábitos y estilo de vida antes de la concepción no parecían tener una influencia importante en el desarrollo del bebé durante la gestación, pero el estudio demuestra que una dieta saludable antes del embarazo logra reducir la tasa de niños que nacen con anomalías cardíacas.

Para determinar el papel que desempeña la dieta antes del embarazo, los investigadores analizaron la calidad y el tipo de alimentación que siguieron 19.353 mujeres. Según los expertos, las cardiopatías congénitas afectan a un 1% de los recién nacidos en Estados Unidos y uno de cada cuatro niños afectados muere antes de llegar a la infancia. Para este tipo de problemas hasta el momento existen pocas terapias preventivas, sin embargo, la investigación muestra que una dieta saludable antes de la concepción reduce las cardiopatías congénitas, por lo que podría considerarse una terapia preventiva.

Los datos de las madres se obtuvieron del estudio National Birth Defects Prevention y correspondían al periodo 1997-2009, las mujeres fueron divididas en dos grupos, 9.468 que tuvieron bebés que no sufrieron una cardiopatía congénita, y 9.885 que tuvieron un bebé con defectos congénitos del corazón. Tras analizar los datos se determinó que un 37% de las madres que se habían alimentado con una dieta saludable antes del embarazo, tenían menor riesgo de tener un bebé con Tetralogía de Fallot, enfermedad conocida antaño como Mar Azul debido a que se caracteriza por cuatro malformaciones que provocan una mezcla de la sangre arterial con la venosa con efectos cianóticos, los niños adquieren una tonalidad azulada.

Por otro lado, un 23% de las madres tenían un menor riesgo de que los bebés nacieran con un defecto del tabique auricular (comunicación interauricular), este problema se caracteriza por la libre comunicación entre el lado derecho y el lado izquierdo de las aurículas, lo que provoca un circuito sanguíneo anormal. Paralelamente se analizó la calidad de la dieta utilizando dos sistemas de puntuación, el índice de calidad de la dieta para el embarazo (ICD-P) y un índice basado en la Dieta Mediterránea. Las conclusiones obtenidas muestran que una dieta de calidad está asociada a la reducción de los problemas antes descritos, lo que refuerza la recomendación de que es necesario disfrutar de una dieta saludable antes del embarazo.

De todos modos se apunta que se trata de un estudio observacional y no se pueden obtener conclusiones definitivas sobre la relación causa/efecto entre el tipo de dieta antes del embarazo y las enfermedades que pueda sufrir el futuro bebé, lo que da motivo para pensar que se desarrollarán nuevos estudios que puedan demostrar esa relación causa/efecto. Al margen de esta cuestión, parece evidente que es necesario cuidar al organismo como parte de la planificación del embarazo, se debe seguir una dieta saludable si se desea concebir un bebé, aunque no se aclara cuánto se ha de esperar para la concepción una vez realizado el cambio de dieta.

Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Archives of Disease un Childhood.

Foto | Charlie Davidson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...