La deficiencia de vitamina D y la fecundación in vitro

Una investigación ha relacionado la deficiencia de vitamina D con la tasa de acierto de la fecundación in vitro y la mejor calidad del embrión. Según el estudio, contar con un nivel adecuado de vitamina D en el organismo, aumenta hasta el doble las posibilidades de concebir un bebé por esta técnica de reproducción asistida.

Técnicas de reprodución asistida

Un estudio desarrollado por investigadores italianos ha relacionado la deficiencia de vitamina D y la tasa de embarazo mediante la fecundación in vitro. Según los resultados obtenidos, las mujeres que quieren concebir un bebé mediante las técnicas de reproducción asistida, reducirían las probabilidades de concepción si su organismo no tuviera un nivel adecuado de vitamina D.

Para llegar a esta conclusión los investigadores realizaron una comparativa entre un grupo de 181 mujeres que se sometieron a la fecundación in vitro y que tenían un nivel adecuado de vitamina D, y un grupo de 154 mujeres que se sometieron a la técnica teniendo deficiencia de esta vitamina. Según los resultados, el primer grupo tenía el doble de probabilidades que el segundo grupo de concebir un bebé, lo que indica que la vitamina D juega un papel importante en el éxito de la concepción.

Los expertos indican que un nivel normal de vitamina D se sitúa entre los 20 y 30 nanogramos por mililitro de sangre, por debajo de los 20 nanogramos se considera un nivel deficiente. Hay que decir que el estudio ha llegado a otras conclusiones, un nivel adecuado de vitamina D se ha relacionado con la mayor probabilidad de que los embriones resultantes sean de mejor calidad y se incremente la posibilidad de realizar una correcta implantación en el útero materno.

El estudio no demuestra una relación de causalidad, además es pequeño dado el número de participantes, por lo que los expertos apuntan que será necesario realizar nuevos estudios y ensayos clínicos aleatorios que puedan confirmar los resultados obtenidos. De ratificarse, posiblemente en las técnicas de fertilización se tendría en cuenta el valor de vitamina D en sangre y en el caso de ser necesario, se suministrarían los suplementos necesarios para poder alcanzar un valor normal y por tanto, aumentar la tasa de efectividad en la implantación embrionaria.

Esta investigación se ha desarrollado teniendo como base los resultados de estudios anteriores que demuestran que el nivel de vitamina D afecta a la fertilidad de los mamíferos. Podemos recordar, por ejemplo, una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Copenhague y el Hospital Universitario de Copenhague, en la que se concluía que la vitamina D mejora la salud reproductiva de los hombres, los expertos constataron que esta vitamina mejoraba la calidad del esperma y su motilidad.

Dado el incremento de las parejas que se someten a los tratamientos de fertilidad, este tipo de investigaciones son interesantes porque pueden contribuir a mejorar la tasa de acierto de la concepción. De todos modos y como ya indicábamos, es un estudio pequeño y habrá que esperar a que se desarrollen las nuevas investigaciones que ratifiquen los resultados preliminares. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la revista científica Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism (JCEM)

Foto | Bruno C. Vellutini

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...