Evitar la muerte súbita en bebés

La muerte súbita es una muerte repentina. En la mayoría de los casos se produce una sucesión de arritmias cardíacas lo que desencadena en un paro cardíaco mortal. El desenlace fatal se produce porque la persona padece una enfermedad cardíaca pero que es invisible a pruebas, diagnósticos. En la mayoría de ocasiones cuando da la cara es demasiado tarde, ya que su primera manifestación es la muerte. Pero en otras ocasiones, son menos, se producen arritmias o síncopes. Ante eso hay que acudir a un especialista para que el niño sea estudiado a fondo y no parar los estudios hasta que no se de con la causa.

Y es que como manifiesta Araceli Boraita, jefa de cardiología del CSD (Consejo Superior de Deportes) en la medicina cuando hay “un cuadro de síncope o arritmíco las pruebas sólo valen cuando afirman algo no cuando desmienten”.

El sindrome de la muerte súbita es la principal causa de muerte en el primer año de vida, sobretodo en entre el primer y el cuarto mes. Por ello, los especialistas recomiendan que las madres sigan algunas pautas con el recién nacido para reducir el riesgo:

  • Apoyar a los bebés sobre su propia espalda para dormir, aún cuando sean siestas cortas – la posición boca abajo es para los bebés que están despiertos y bajo la vigilancia de alguien
  • Colocarlos sobre una superficie firme al dormir, tal como un colchón de una cuna cubierto con una sábana ajustada
  • Mantener los objetos blandos y la ropa de cama suelta alejados del área de dormir
  • Asegurarse que los bebés no tengan demasiado calor; mantener la habitación a una temperatura cómoda para un adulto

Fuente: Medline Plus

Foto: Mentes Curiosas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...