EPI: Enfermedad pélvica inflamatoria

EPI enfermedad pélvica inflamatoria

La enfermedad pélvica inflamatoria (EPI), es una patología infecciosa que ataca la parte alta del aparato reproductor femenino (útero, ovarios y trompas de Falopio). Se da a causa de la ascensión de bacterias patógenas de la vagina al cuello uterino.

Suele producirse a través de una enfermedad de transmisión sexual (ETS) en la vía genital inferior (vagina y cérvix), como candidiasis, gonorrea y enfermedades de origen bacteriano como los estafilococos o los estreptococos. Pero también puede darse por el uso del DIU (dispositivo intrauterino) o después de tener un aborto.
Para evitar la EPI es necesario utilizar métodos anticonceptivos de barrera, como los preservativos masculinos o los femeninos. Los anticonceptivos orales también evitan que los gérmenes asciendan hacia el útero.

Los síntomas de la EPI más usuales son la fiebre, el dolor abdominal en la parte baja y secreciones vaginales anormales. Estos efectos pueden ampliarse a: micción dolorosa, náuseas, vómitos, dolor en las relaciones sexuales y estreñimiento, entre otros síntomas.

El tratamiento consiste en la administración de fuertes antibióticos, acompañado de recomendaciones como reposo, analgésicos o extracción del DIU si fuera esta la causa. En ocasiones se puede hacer necesario recurrir a la cirugía para lavar el peritoneo y para drenar obscesos.

La mortalidad es mínima si se sigue el tratamiento fijado. Pero la mujer que ha padecido la EPI tiene un riesgo de hasta un 25% de que se vuelva a desarrollar. Otros problemas que crea son el embarazo ectópico y el riesgo de infertilidad, que aumentan de forma drástica con la EPI.

Más información| Wikipedia
Foto| Kaetred

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...