Embarazo ectópico

Un embarazo ectópico es aquel que se produce fuera de la matriz y se aloja en otro lugar próximo, por ejemplo, en las trompas de Falopio. Algunos signos de alerta que avisan sobre un embarazo ectópico pueden ser, entre otros, una inflamación pélvica o un dolor abdominal bajo. En ocasiones, los embarazos ectópicos no se detectan hasta que la gestación se encuentra en un estado muy avanzado, el motivo es debido a que la madre no tiene síntomas y al no presentar molestias, es más difícil su detección.

Ante un embarazo algunas mujeres están preocupadas por detalles más superficiales que no están relacionados con el estado en el que se encuentran y pasan por alto los signos de alerta que el organismo les está mandando. No se tiene en cuenta una inflamación pélvica, un dolor abdominal bajo, etc., en ocasiones tampoco consultan a los especialistas por no mostrar las dudas de madres primerizas.

La mayoría de los embarazos ectópicos acaban en aborto espontáneo o en su defecto se induce el aborto, ya que el bebé no puede desarrollarse adecuadamente y además representa un grave riesgo para la futura mamá, pudiendo llegar hasta la muerte.

Según las estadísticas, los embarazos ectópicos tienen mayor incidencia entre las mujeres con edades comprendidas entre los 35 y los 40 años, también son más propensas las mujeres que han necesitado de la reproducción asistida o las que han utilizado un dispositivo intrauterino, entre otros factores.

De hecho, existen varias causas que pueden provocar un embarazo ectópico, ser fumadora o haber tenido alguna infección genital de gravedad, serían algunas. Quizás sea difícil remediar un embarazo ectópico, pero sí se puede enfatizar en el seguimiento médico, un exhaustivo seguimiento desde antes de la concepción y ejecutar todas las recomendaciones que proporcionen los especialistas, minimizará el riesgo. Como apunte hay que decir que el trabajo de la planificación familiar es muy importante para que este y otros riesgos sean mínimos.

Como norma general se dan más casos de embarazos ectópicos en los países cuya sanidad es más precaria que la que se encuentra en los países industrializados. Los datos así lo muestran, cada vez hay menos embarazos ectópicos en países como el nuestro gracias al seguimiento que se realiza en las futuras mamás, detectando rápidamente este problema. No hay que desoír las señales de alarma que proporciona el organismo, cualquier síntoma extraño debe ser consultado con el especialista, será la mejor forma de salir de dudas.

Por cierto, acabamos de conocer la noticia de que un bebé brasileño ha nacido fruto de un embarazo ectópico, en este caso se había alojado en una región cercana al estómago. Una excepción en toda regla, así se puede definir, ya que como decíamos, no existe viabilidad para este tipo de embarazos.

El óvulo se había alojado en un espacio situado entre el estómago y el útero, claro que es un caso excepcional, ya que una capa de grasa denominada epiplón envolvió a la placenta conteniendo en su interior la preciada carga y preservando al bebé.

El seguimiento de todo el embarazo por parte de los médicos y especialistas es fundamental, de ello depende tu salud y el buen desarrollo del futuro bebé.

Foto | Qwasyx

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...