El Gobierno japonés subvencionará la congelación de óvulos

El Gobierno japonés está preocupado por la baja tasa de natalidad del país, por ello busca alternativas para que las mujeres que priorizan su actividad laboral ante la maternidad, puedan tener hijos en un futuro, en este caso pretende subvencionar la congelación de óvulos.

Natalidad en Japón

Acabamos de conocer una iniciativa puesta en marcha por el Gobierno japonés con la finalidad de promover la natalidad, a partir del mes de abril, si el proyecto sale adelante, se va a subvencionar el 70% del coste de la congelación de óvulos a fin de que las mujeres puedan quedarse embarazadas el día de mañana. La razón de esta iniciativa es que las mujeres japonesas priorizan la actividad laboral frente a la maternidad y cuando quieren tener hijos tienen más problemas debido a la edad.

El Gobierno japonés subvencionará la congelación de óvulos de aquellas mujeres residentes en la ciudad de Urayasu, localizada al este de Tokio, este programa se llevará a cabo en colaboración con el hospital universitario Juntendo de Tokio. Las mujeres que podrán pedir la subvención para la extracción y congelación de óvulos deberán tener entre 20 y 35 años y deberán aportar el 30% del coste del procedimiento. El coste de la extracción y congelación de 10 óvulos ronda los 700.000 yenes (algo más de 5.000 euros), a esto hay que añadir una tasa anual de 10.000 yenes por cada óvulo que se preserve.

Esta iniciativa nos recuerda un poco a la iniciativa puesta en marcha por Facebook y Apple, ambas empresas se brindaban a asumir los gastos derivados de la congelación de óvulos a fin de poder dar solución a la supuesta incompatibilidad de tener una carrera profesional con tener hijos. De este modo las empresas pueden contar con más tiempo con las mujeres brillantes y éstas podrán aplazar la maternidad sin tener que renunciar a ella.

Dado que la fertilidad se ve afectada con el paso de los años y las mujeres japonesas procuran posponer lo máximo posible el concebir un bebé, se opta por este tipo de servicios para poder asegurar que estas mujeres podrán tener un bebé y así garantizar que se mantendrá la tasa de natalidad.

De este programa también se podrán beneficiar las pacientes con cáncer cuyo tratamiento pueda afectar a la fertilidad, estas mujeres podrán extraer sus óvulos y congelarlos antes de someterse a los tratamientos de quimioterapia. Una vez superado el cáncer tendrán la posibilidad de concebir un bebé gracias a esos óvulos congelados. A Japón le preocupa su baja tasa de natalidad situada actualmente en un 1’43 hijos, de seguir así, en los próximos 50 años la población podría reducirse en un 20% al no garantizarse el reemplazo generacional.

Aunque este programa puede ser bien recibido, no creemos que sea la solución para garantizar la natalidad y el reemplazo generacional, quizá Japón debería empezar a plantear ofrecer otro tipo de ventajas a las mujeres que conciban en edad fértil. Dado que las mujeres valoran su actividad laboral, quizá un plan de conciliación sería la solución. Como decíamos, de momento y si se aprueba, el plan se pondrá en marcha en la ciudad de Urayasu, quizá posteriormente se extienda al resto del país.

A través de este artículo publicado en NHK World podréis conocer más detalles sobre la curiosa propuesta para potenciar la natalidad en Japón.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...