Crisis de natalidad en Japón

Japón, como muchos países industrializados, está sufriendo una crisis de natalidad que de seguir así, hará peligrar el sistema económico y productivo del país, lo que derivará en otros problemas que afectarán a la población de personas mayores de 65 años de edad, por ello se habla de adoptar una serie de medidas para cambiar la situación.

Tasa de napalidad japonesa

Según un estudio del Consejo de Política de Japón en el que se trata un futuro del escenario demográfico, es necesario adoptar cuanto antes medidas para paliar la crisis de natalidad que se está sufriendo en Japón, siendo la actual tasa de nacimientos de sólo un 1’4%, lo que no garantiza el reemplazo generacional y podría provocar una reducción de hasta un 30% de la población para el año 2060.

A la crisis de natalidad en Japón hay que sumar el elevado envejecimiento poblacional, dos cuestiones que afectan de forma significativa al crecimiento económico del país. Es evidente que a los gobiernos de los países desarrollados les mueve el aspecto económico, si no afectase a la economía, seguramente la baja crisis de natalidad no les importaría mucho. Según el estudio presentado, el descenso de la población es un peligro para el Gobierno y la sociedad en general, se calcula que casi 900 municipios del país (la mitad de los existentes actualmente) podrían tener en el año 2040, y en comparación con los datos del año 2010, menos de la mitad de mujeres con edades comprendidas entre los 20 y 39 años.

El estudio es una previsión, un análisis estadístico basado en el flujo migratorio que se produce de los municipios a las grandes ciudades, en este volumen migratorio la mujer en edad fértil tendría un papel significativo. Se habla de trabajar para potenciar el empleo en los municipios de las provincias a fin de evitar la migración a las grandes ciudades, a esto se suma un cambio de política en el que a partir del año 2020 se incremente el número de mujeres con cargos de responsabilidad en un 30%, dando más protagonismo a la mujer, adoptar una política de igualdad más coherente podría ayudar en este problema.

Japón baraja también la idea de promover medidas que atraigan a trabajadores extranjeros altamente cualificados al país, esta es una estrategia que también adoptan otros países resultándoles muy beneficiosa, aunque no para los países de origen de estos trabajadores. Se podría decir que se trata de una política que promueve la fuga de cerebros o trabajadores con alta cualificación, lo que supone grandes pérdidas para un país de origen que ha invertido tiempo y educación, pero sus frutos son aprovechados por el país que acoge al inmigrante.

Estos es algo similar a lo que está ocurriendo en España, muchos científicos y trabajadores cualificados emigran a otros países a causa de la situación económica, esto supone una gran pérdida para España, pero parece que al Gobierno de nuestro país le importa poco, lo único que hace es mostrar datos “erróneos” en los que la tasa de paro juvenil parece haber descendido cuando en realidad se trata de una inmigración masiva.

El estudio japonés muestra que la población mayor de 65 años ascenderá hasta el 40%, casi la mitad de los más de 126 millones de habitantes del país, si se mantiene esta crisis en la tasa de natalidad japonesa, la economía, la sanidad y otras cuestiones se verán afectadas de forma significativa. Sin embargo, no hablan de ayudas para promocionar la natalidad, es de suponer que se llevará a cabo un paquete de medidas relacionadas con la promoción de la natalidad.

Vía | NHK World
Más información | Dot.asahi
Foto | cotaro70s

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...