CHD5, proteína causante de la infertilidad masculina

Una nueva investigación desvela que la proteína CHD5, implicada en la remodelación de la cromatina durante el desarrollo de los espermatozoides, puede ser causante de la infertilidad masculina si no funciona correctamente o no está presente.

Empaquetado del material genético en los espermatozoides

Acabamos de conocer un estudio realizado por investigadores del Cold Spring Harbor Laboratory (Estados Unidos), en el que se concluye que la proteína CHD5 es causante de la infertilidad masculina. La proteína CHD5 está implicada en diversos procesos del organismo y se detecta en los procesos de remodelación de la cromatina, en los tejidos neuronales y en la glándula suprarenal.

Esta proteína se encarga de controlar el proceso de remodelación de la cromatina durante la espermatogénesis que se realiza en las gónadas o testículos, este proceso se encarga del crecimiento, maduración, transformación y liberación del empaquetamiento del ADN en los espermatozoides en la pubertad, también se encarga de la producción de espermatozoides. CHD5 controla el empaquetamiento del ADN con el que se protege la información genética contenida en los espermatozoides, vehículo responsable de transmitir la información genética que dará lugar a la concepción y creación de vida.

El material genético de los hombres debe estar perfectamente empaquetado para poderlo contener en algo tan diminuto como un espermatozoide cuyo tamaño es de unos 50 micrómetros de largo. Si se desplegara el genoma, alcanzaría los dos metros de longitud, el material genético se enrolla en el núcleo celular como si fuera un hilo sobre una bobina formada por proteínas que se denominan histonas, proteínas básicas con una baja masa molecular que forman la cromatina junto al ADN. Esta “bobina” genética se puede desenrollar fácilmente para poder acceder a la información genética cuando sea necesario y cuando está presente en cualquier célula del organismo.

Sin embargo, en el caso de los espermatozoides el ADN se encuentra mucho más condensado y compactado, lo que dificulta el empaquetado, de ahí que las histonas se sustituyan por protaminas, pequeñas proteínas ricas en elementos como la arginina y la lisina, éstas están unidas a ácidos nucleicos y sólo las podemos encontrar en el núcleo celular. Pues bien, este proceso para volver a empaquetar denominado remodelación de la cromatina y en el que participan las histonas, es esencial para garantizar la fertilidad masculina.

Los expertos han identificado la proteína CHD5 como responsable de la remodelación de la cromatina durante el desarrollo de los espermatozoides, para conocer su implicación en la fertilidad, se realizaron pruebas de laboratorio con roedores macho a los que se les eliminaron las dos copias del gen CHD5, el resultado fue que los roedores tenían graves defectos de fertilidad, menor número de espermatozoides, reducción de la motilidad, etc. Ante tantos errores, el esperma no fue funcional y no se logró fecundar óvulos en la fertilización in vitro.

Sin la proteína CHD5 no se puede llevar a cabo la remodelación de la cromatina y las histonas no son sustituidas por protaminas que deberían volver a empaquetar el ADN, por tanto, se produce un genoma menos condensado y desigual. Un simple cambio en el proceso de empaquetado del material genético altera de forma significativa la viabilidad de los espermatozoides y por tanto la fertilidad. La ausencia de esta proteína provoca además que el material genético se rompa, favoreciendo la posibilidad de que en el caso de lograr la concepción aparezcan enfermedades de tipo genético en el embrión, o que sufra mutaciones. Ya no se habla sólo de una de las causas de la infertilidad, también de uno de los orígenes de las alteraciones genéticas y problemas que podría tener un futuro bebé en el caso de ser concebido.

La investigación publicada en la revista científica Nature es interesante. Posiblemente se realicen nuevas investigaciones en base a los hallazgos obtenidos, ahora estaría bien saber qué provoca el mal funcionamiento o la supresión del CHD5.

Vía | Science News Line

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...