Aprende con Nivea a masajear a tu bebé

En los primeros meses de vida suele ser habitual que debido a la inmadurez intestinal los bebes sufran cólicos dolorosos, provocando fuertes e incesantes lloros. Además, provoca un estado de agitación y tensión en ellos que tampoco ayudan a mejorar su estado. Por eso, ante la importancia de la calma y relajación de los más pequeños, Nivea ha lanzado una serie de vídeo-tutoriales en los que nos enseñan a ayudar a los más pequeños mediante masajes.

A través de los consejos de Blanca Álvarez, una experimentada pediatra con 8 años de práctica, podemos aprender a prevenir esos cólicos y a calmar a nuestro bebé. Uno de los elementos clave para empezar es usar una crema de textura untuosa que facilite el deslizamiento de nuestras manos sobre la delicada piel de los niños seguido de movimientos en la tripa desde el ombligo hacia abajo, en el caso de los cólicos, así como de movimientos circulares en el sentido de las agujas del reloj. También es importante coger las piernas y sacudir suavemente las caderas varias veces o flexionar las rodillas sobre el vientre durante 15 segundos.

Si nuestro objetivo es sólo relajar a nuestro bebé, la experta recomienda empezar por las piernas porque es la zona más fácil de tocarles, a la vez que permite una relajación progresiva hacia el centro, con estiramientos en las extremidades y movimientos circulares en la tripa. Por supuesto, no nos podemos olvidar de la espalda y la cara, aplicando deslizamientos desde la zona lumbar hacia los hombros en diagonal y después golpeando suavemente con las palmas de las manos; mientras que en la zona facial emplearemos ligeros círculos desde el interior de la frente hacia fuera con los pulgares y desde la nariz hacia la barbilla.

En los vídeos encontraras cada uno de los pasos explicados detalladamente y visualmente, para que puedas aprender a hacer estos beneficiosos masajes. No obstante, cada bebé es un mundo y no existe la fórmula exacta, por lo que como muchas cosas es una cuestión de prueba y error hasta que des con el cómo y cuándo adecuados y conseguir la relajación buscada. Así que no te preocupes si al principio no le gusta, es algo normal y poco a poco acabará acostumbrándose.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...