Un parto difícil puede favorecer la agresividad infantil

Un parto difícil puede favorecer la agresividad infantil

Los bebés nacidos en un parto difícil tienen más posibilidades de ser agresivos durante su infancia. Una investigación de la Universidad de Pekín (China) ha demostrado que la agresividad infantil puede estar asociada a niveles elevados de cortisona, una hormona que produce el cuerpo en situaciones de estrés, como un parto problemático.

El estudio ha descubierto que los niños nacidos en partos difíciles, en los que fue necesario el uso de fórceps o ventosas, presentan niveles más altos de cortisona en comparación con niños nacidos por cesárea. De hecho, estudios anteriores ya indicaban que los niveles de cortisona en la sangre del cordón umbilical eran mayores en los bebés nacidos mediante parto vaginal espontáneo que los nacidos por cesárea programada.

Los participantes del estudio son más de 4.000 niños chinos de entre cuatro y seis años con diferentes problemas emocionales como ansiedad infantil, depresión, déficit de atención y agresividad. Aunque todos ellos presentan trastornos conductuales, estos eran menores en los niños nacidos por cesárea.

Con todo, según el profesor Jianmeng Liu, vicedirector del Instituto de Salud Reproductiva e Infantil del Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Pekín, “los niveles de cortisona se han vinculado a psicopatología infantil, aunque se siguen necesitando más estudios para analizar esto con detalle”.

Ante el hecho de que un parto difícil puede favorecer la agresividad infantil cabría reubicar el papel de la cesárea, una técnica que cuenta con partidarios entre la comunidad médica, pero también muchos detractores, debido a que en ocasiones se recurre a ella de forma innecesaria.

Fuente | Europa Press

Foto | Aislinn Ritchie

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...