Un 21% de las mujeres guarda silencio sobre los síntomas de la depresión postparto

Una investigación estadounidense revela que una de cada cinco mujeres guarda silencio sobre los síntomas de la depresión postparto, no comenta con los médicos lo que está experimentando y, por tanto, no tiene acceso a los tratamientos existentes. Esto es contraproducente, ya que afecta al bienestar físico y emocional de madres y niños.

Depresión postparto

Según una investigación desarrollada por expertos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte (Estados Unidos), un 21% de las mujeres guarda silencio sobre los síntomas de la depresión postparto, evitan comentar a los médicos que sufren los trastornos asociados a este problema de salud que aparece tras dar a luz. Según los expertos, muchas mujeres no reciben el tratamiento, algo contraproducente porque afecta al bienestar físico y emocional de madres y niños. Comentan que el objetivo de este estudio era determinar cuántas mujeres que acaban de ser madres no explican a su médico los problemas que están sufriendo, por ejemplo, ansiedad, trastornos del estado de ánimo, etc. Los investigadores consideraron que era importante conocer este dato a fin de poder ayudar a estas mujeres para que realizaran el tratamiento.

En este estudio los expertos realizaron una encuesta anónima a 211 mujeres que habían dado a luz en los últimos tres años, se les preguntó si habían experimentado los síntomas asociados a la depresión postparto y si habían comentado al personal sanitario, sea el ginecólogo, el médico de cabecera, la matrona, etc., que estaban sufriendo estos problemas. Merece la pena recordar que la depresión postparto aparece a los cuatro días de dar a luz y afecta al 80% de las mujeres que son madres por primera vez.

Son varias las causas que pueden precipitar la depresión posparto, las alteraciones fisiológicas en el organismo de la madre debido al brusco cambio hormonal, la continua vigilia, la imposibilidad de dormir y descansar adecuadamente por la alimentación del bebé, ya que cada tres horas deben alimentarse, etc. A principios de año conocíamos esta investigación que demostraba que la depresión postparto es distinta a otros trastornos depresivos, el cerebro de las mujeres se comporta de un modo distinto, a pesar de que los síntomas son muy similares a los de cualquier otra depresión. La razón argumentada era que los cambios hormonales reconfiguran el cerebro de la futura mamá para prepararlo para la crianza del bebé.

En algunos casos, los cambios afectan al comportamiento de las mujeres provocando que sufran depresión postparto, por ello, es necesario que las mujeres con depresión postparto reciban un tratamiento que se adapte específicamente, y no como ha estado ocurriendo hasta la fecha, que todos los tipos de depresión se han tratado con los mismos fármacos, ¿han tenido en cuenta los expertos de la Universidad Estatal de Carolina del Norte los resultados de este estudio, al hablar de ayudar a las mujeres que silencian su dolencia para que accedan al tratamiento?

Según las respuestas obtenidas en la encuesta, el 51% de las participantes cumplían con los criterios que delataban que sufrieron depresión postparto, pero una de cada cinco mujeres que experimentaron los síntomas no lo comentaron con el personal sanitario. Existe una serie de directrices en el país para que los médicos pregunten a las mujeres que acaban de ser madres sobre los síntomas asociados al trastorno, pero los datos obtenidos en la investigación sugieren que quizá se debería cambiar el procedimiento para identificar la depresión postparto.

De los resultados se destaca que las mujeres que experimentan los niveles más altos de estrés, y las mujeres que cuentan con más apoyo social, son las más propensas a informar a los médicos sobre los síntomas que tienen, sin embargo, no se ha identificado ninguna barrera concreta que sea responsable de que no se revelen los síntomas. El estudio sí asoció que las mujeres con antecedentes de problemas de salud mental o que estaban experimentando síntomas severos, eran más propensas a informar de tener reticencias ante el tratamiento, barreras que variaban significativamente.

Lo que sí se saca en claro es que es importante que las mujeres reciban apoyo después del parto ya que, como hemos comentado, favorece que informen de los síntomas asociados a la depresión postparto. Los expertos comentan que es necesario que sea aceptable para las mujeres hablar sobre su salud mental a fin de que puedan tener un mejor acceso a la atención, por lo que se baraja la posibilidad de trabajar con las personas del entorno de las mujeres que acaban de ser madres.

Lo cierto es que este estudio es poco esclarecedor, quizá será necesario que realicen nuevas investigaciones profundizando en el tema, teniendo en cuenta que el trabajo en el entorno social se deba realizar durante la gestación y antes de que las mujeres den a luz. Podéis conocer todos los detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página de la universidad.

Foto | Quinn Dombrowski

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...