Se han provocado partos por el cheque bebé

partos innecesarios

Como ya sabemos, ayer finalizaba una de las famosas ayudas ofrecidas por el Gobierno para promocionar la natalidad, la ayuda de 2.500 euros por nacimiento o adopción se suprimió, siendo una de las medidas para afrontar la crisis económica. Muchas futuras mamás se preguntaban si darían a luz a tiempo para poder beneficiarse de esta prestación, recordemos que unas 44.000 futuras mamás podrían dar a luz entre el 25 de diciembre y el 6 de enero de 2011. Pues bien, algunas mujeres embarazadas no han tenido reparo en solicitar el adelanto del nacimiento y se han provocado partos por el cheque bebé.

Algunos especialistas indican que muchas mujeres embarazadas reclamaron a sus especialistas poder adelantar el parto y éstos aseguran que se han inducido los alumbramientos en todo el país a fin de conseguir la ayuda. Inducir el parto puede tener sus complicaciones e incluso poner en riesgo la vida del futuro bebé, ¿vale la pena jugársela por 2.500 euros de ayuda?, parece ser que sí y por ello se han provocados partos por el cheque bebé.

Lamentablemente en estos tiempos de crisis económica, el dinero se valora mucho y los gastos que conlleva la crianza de un hijo hacen que se tomen decisiones un poco arriesgadas y antinaturales. Evidentemente la ciencia y los conocimientos médicos reducen los riesgos y por ello se han provocado partos por el cheque bebé en todo el país y especialmente en los centros médicos privados.

A través de la publicación digital Infobae podemos conocer algunos testimonios como el de la especialista médica Ana Martín: “Es una medida que se está dando de manera generalizada por lo menos en la sanidad privada. Yo he realizado tres inducciones en lo que va de semana, pero otros ginecólogos, otro tanto. Está la clínica sin ninguna cama libre”

La especialista declara que sólo se adelanta el parto si es una opción viable medicamente y ante posibles riesgos se descarta, por otro lado asegura que no es ético provocar el parto o realizar una cesárea por el simple hecho de que se pueda cobrar una ayuda. Creemos apreciar una contradicción, es decir, en las declaraciones se asegura que no es ético pero por otro lado se asegura que se han inducido partos, adornar las declaraciones indicando que sobre todo debe primar la acción médica no nos convence.

Muchas madres habrán sopesado los riesgos, inmadurez del feto, cesáreas innecesarias que pueden provocar el ingreso del bebé en una incubadora… no compensa recibir una ayuda deprimida de 2.500 euros por ello. Esta situación de riesgo ha sido causada por el Gobierno, suprimir las prestaciones sociales no ha sido un acierto, hubiera sido más factible suprimir el Ministerio de Igualdad dado su gasto y trabajo deprimente, inútil e incoherente en estos tiempos de crisis económica, recordemos casos como los que citábamos en los post Los cuentos de Walt Disney son sexistas o Recién nacidos o simplemente bebés, son esfuerzos de tiempo y dinero lamentables y nosotros nos sumamos a la reivindicación de muchos ciudadanos, eliminar este Ministerio y preservar las ayudas y prestaciones sociales, de hecho, lo que hay que hacer es dar más ayudas económicas en tiempos de crisis económica.

Las cifras cantan, se ha detectado un incremento del número de nacimientos en el mes de diciembre del año 2010 en comparación con el mismo mes del año 2009. Cuando las futuras madres no han logrado su objetivo y los médicos se han negado a adelantar el parto, han recurrido a las denominadas recetas de las abuelas para poder adelantar el parto, caminar más, incrementar las relaciones sexuales, etc. NO merece la pena poner en riesgo la vida de los bebés por unos miserables 2.500 euros, ya veremos que ratio de bebés sufren problemas consecuencia de la acción temeraria de adelantar el parto.

Foto | Arwen Abendstern’s

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...