Relación entre las bacterias del cuello uterino y el riesgo de parto prematuro

Una investigación desarrollada en Estados Unidos ha relacionado el tipo de bacterias que viven en el cuello uterino de las mujeres embarazadas, con el mayor riesgo de sufrir un parto prematuro. También se han identificado bacterias que protegen el embarazo para llevarlo a término, y ahora, en un nuevo estudio, se buscará confirmar los resultados obtenidos, de ser así, se podrían poner en marcha tratamientos específicos para prevenir el parto prematuro.

Riesgo de parto prematuro

Hoy conocemos los resultados de una investigación que podría contribuir en el desarrollo de nuevas estrategias para prevenir el riesgo de parto prematuro, una de las principales causas de mortalidad en los niños menores de cinco años en el mundo. Expertos de la Universidad de Pensilvania (Estados Unidos) han determinado que existe una relación entre las bacterias del cuello uterino y el riesgo de parto prematuro, dependiendo del tipo de bacterias que habitan en esta zona del cuerpo, se puede aumentar o reducir el riesgo de tener un bebé prematuro.

La idea sería eliminar esas bacterias que son perjudiciales para el buen desarrollo del embarazo, o en su defecto, incrementar el número de bacterias que resultan beneficiosos y que pueden proteger el embarazo. En este trabajo, los expertos analizaron 2.000 muestras vaginales de mujeres embarazadas en tres etapas distintas de la gestación para determinar las colonias bacterianas que estaban presentes en esos momentos.

El análisis mostró que entre los muchos tipos de bacterias presentes en el cuello uterino, había especies de lactobacillus y bifidobacterium, microorganismos que resultaron ser beneficiosos, ya que reducían el riesgo de sufrir un parto prematuro, en cambio, los grupos de bacterias anaerobias (las que viven en ausencia de oxígeno), aumentaban significativamente el riesgo de sufrir un parto prematuro. Los resultados obtenidos son preliminares y por tanto se necesita seguir investigando para confirmar los hallazgos realizados, una vez se confirmase, se podrían poner en marcha tratamientos específicos de destrucción de bacterias anaerobias o reposición de bacterias beneficiosas para prevenir el parto prematuro en un futuro a corto o medio plazo.

Los expertos no han dado más detalles sobre este descubrimiento, aunque probablemente no tardarán en hacerlo a través de una revista científica ya que primero, presentaron los resultados en la reunión anual celebrada esta semana en la Society for Maternal-Fetal Medicine’s. En la exposición que han realizado en esta reunión, han explicado que en el caso de Estados Unidos, por primera vez en ocho años el número de bebés prematuros se ha incrementado.

Los investigadores comentan que se trata de un tema preocupante, sobre todo por la gran cantidad de problemas que se asocian a los bebés prematuros, problemas respiratorios, ictericia, pérdida de visión, parálisis cerebral, retrasos en el desarrollo… esto en el mejor de los casos, en el peor se produce la muerte del bebé. A esto suman los gastos sanitarios y el tiempo empleado en este tipo de partos, por tanto el descubrimiento realizado tiene un gran valor, si se confirma, no será extraño que se pongan rápidamente en marcha tratamientos específicos que seguramente secundarían los centros de salud de otros países del mundo.

Estaremos atentos al estudio completo y a los nuevos estudios que se desarrollen, mientras, podéis conocer todos los detalles de esta investigación `preliminar a través de este artículo publicado en la página web de la Universidad de Pensilvania.

Foto | Mamma Loves

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...