Relación entre el tamaño de la incisión de una cesárea y el dolor postparto

Según los resultados de una investigación realizada por expertos de la Universidad de Columbia, la incisión de una cesárea debe tener entre 12 y 17 centímetros, si sobrepasa estas medidas por encima o por debajo, se incrementa el riesgo de tener más dolor postparto. Este estudio muestra que existe una relación entre la intensidad y duración del dolor con el tamaño de la incisión, por lo que se recomienda en la medida de lo posible enmarcarse en los parámetros de tamaño indicados.

Cesárea electiva

Según los expertos del Centro de Medicina de Precisión en Anestesiología de la Universidad de Columbia de Nueva York (Estados Unidos), existe una relación entre el tamaño de la incisión de una cesárea y el dolor postparto, siendo necesario para reducir este dolor practicar una incisión que sea de entre 12 y 17 centímetros, con medidas por debajo o por encima el dolor aumenta y se intensifica.

Aunque el tamaño medio de la incisión suele ser de unos 15 centímetros, los investigadores comentan que se constata que el rango varía entre los 9 y los 23 centímetros, dependiendo de las características corporales de las mujeres y de las prácticas de los cirujanos. Para minimizar el dolor la incisión debe ser la comentada al principio, es posible que en algunos casos las futuras mamás soliciten una incisión lo más pequeña posible para reducir el tamaño de la cicatriz, lo que inevitablemente parece derivar en un mayor dolor postparto. Por otro lado, los cirujanos pueden considerar que trabajan mejor con una incisión más grande, ya que facilita el nacimiento del bebé, pero trae consecuencias negativas para la madre.

En esta investigación se realizó un análisis de las cesáreas electivas (programadas) practicadas a 690 mujeres, de ellas, un 37% tuvieron una cesárea repetida también planificada, este grupo fue evaluado antes de la intervención y recibió un seguimiento durante 12 meses. Los resultados muestran que tanto la incisión quirúrgica más corta (de menos de 12 centímetros) como la más larga (más de 17 centímetros), se relacionaron con un aumento del dolor inmediatamente después del parto.

Según investigaciones anteriores, el dolor crónico después del parto por cesárea es algo raro, afectando a menos del 3% de las mujeres que informaron sobre el padecimiento de este tipo de dolor un año después del parto. Sin embargo, en los casos en los que se realizó una cesárea repetida, el número de casos de dolor crónico se incrementó hasta afectar a un 4’7% de las mujeres, frente al 1’6% de las que mujeres que fueron intervenidas por primera vez para una cesárea electiva.

En esta investigación se han tenido en cuenta varios factores, el IMC (Índice de Masa Corporal), la etnia, el estado psicológico, las características de la cicatriz de las mujeres que tuvieron una cesárea previa y las características de la nueva incisión realizada. Se determinó que un IMC más elevado se asociaba con el mayor riesgo de tener una incisión quirúrgica más larga, aunque se destaca que no todas las mujeres que tuvieron un tamaño de incisión más largo eran obesas.

Siempre que sea posible es necesario mantenerse en las medidas antes indicadas, ya que con ello se reduce el riesgo de sufrir dolor, tanto en intensidad como en duración, por ello se considera importante que se tengan en cuenta los estudios que identifican la longitud ideal de la incisión quirúrgica en cesáreas, según la constitución del cuerpo de la mujer y la cicatriz previa.

La investigación ha sido presentada en la reunión anual ANESTHESIOLOGY 2017, congreso realizado por la Sociedad Americana de Anestesiólogos, a través de su página web podréis conocer más detalles de la investigación.

Foto | benjgibbs

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...