Qué es el parto velado

El parto velado es aquel en el que el bebé nace con la bolsa amniótica intacta, el pequeño permanece en su interior junto al líquido amniótico como si se encontrara todavía en el útero materno.

Trabajo de parto

En este post os hablábamos de una impresionante fotografía de un parto velado, es decir, el nacimiento de un bebé con la bolsa amniótica intacta, donde se puede ver al pequeño en el interior de la bolsa con el líquido amniótico, tal y como estaría en el interior del útero materno. A los bebés que nacen de este modo se les denomina bebés enmantillados y es un acontecimiento impactante y extraordinario, ya que lo normal es que se produzca la rotura de la bolsa antes del nacimiento.

Lo cierto es que uno de los indicadores de que el parto está a punto de iniciarse es la rotura de la bolsa que contiene el líquido amniótico, es lo que se denomina popularmente romper aguas, pero esto es algo que no siempre sucede antes de iniciarse el parto, sino cuando el trabajo de parto ya ha dado comienzo, pudiendo pasar varias horas antes de que se produzca la rotura de la bolsa. El parto velado también se produce en ocasiones en un parto por cesárea, aunque no es lo normal, ya que los médicos suelen rasgar la bolsa rápidamente.

Cuando el trabajo de parto se detiene y la futura mamá no dilata, se procede a romper la bolsa de forma artificial utilizando un instrumento denominado lanceta, su cometido es estimular o reactivar el proceso de parto, esto es algo que generalmente no causa ningún dolor o problema en la madre o el futuro bebé. En otros casos sucede que la bolsa se rompe semanas antes de que se cumpla la fecha de parto, se trata de una pequeña rotura que va liberando líquido amniótico, un goteo frecuente e incesante que debe ser atendido rápidamente por el riesgo de infección existente.

El caso es que nacer con la bolsa amniótica intacta es algo que, aunque no frecuente es natural, sin embargo, la sabiduría popular lo ha asociado a leyendas y otras explicaciones sin sentido y sin ninguna base científica, como todo lo que no se entendía antaño o resultaba inexplicable. Se creía que los niños que nacían en un parto velado tenían poderes, que tendrían mucha suerte en la vida, etc., obviamente nada de esto es verdad.

Se calcula que se produce un nacimiento velado por cada 80.000 nacimientos, por lo que cuando sucede uno, es normal que la noticia se difunda y la fotografía o vídeo que se comparta en los medios de comunicación y en las redes sociales, se haga viral. Hay que decir que hay muchos expertos que hasta hace poco comentaban que el hecho de nacer con la bolsa amniótica intacta no implicaba un mayor o menor beneficio, sin embargo y como ya comentábamos en este post, es más beneficioso que el bebé atraviese el canal de parto y sea colonizado por las bacterias que habitan en el organismo de la madre.

Recordemos también que un estudio desarrollado por la Escuela Icahn de Medicina de Monte Sinai (Estados Unidos), determinaba que los recién nacidos por cesárea reciben un conjunto de microrganismos diferente al que reciben los recién nacidos por parto vaginal, por lo que perdían la posibilidad de enriquecer el microbioma e incrementaba el riesgo de sufrir determinados trastornos metabólicos y enfermedades inmunológicas. Sin embargo, estudios posteriores demostraron que suponía un riesgo para los bebés, ya que podrían sufrir distintas infecciones, a pesar de ello, en algunas clínicas empezaron a exponer a los bebés nacidos por cesárea a estas bacterias mediante el denominado baño de flora vaginal.

En definitiva, aunque es un hecho increíble que un bebé nazca con la bolsa amniótica intacta, según toda la información disponible, esto es algo que le privaría de bacterias beneficiosas. Sería interesante realizar un estudio sobre este tema y determinar los cambios existentes en el microbioma del bebé nacido por parto velado.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...