Novedosa técnica para predecir el éxito de la inducción al parto

Se ha presentado una novedosa técnica para predecir el éxito de la inducción al parto, que consiste en monitorizar la actividad bioeléctrica del cuello uterino o cérvix uterino, a través de unos electrodos colocados en el abdomen de la madre. La técnica tiene una tasa de aciertos superior al 90%, mayor que la tasa de aciertos con los sistemas actuales establecida en un 75%.

Inducir el parto

Un grupo de expertos formado por la UPV (Universidad Politécnica de Valencia) y el Hospital Universitario y Politécnico de La Fe, ha desarrollado una novedosa técnica para predecir el éxito de la inducción al parto. Gracias a la nueva técnica, los expertos han recibido el reconocimiento de la revista Medical Engineering & Physics a través del Premio Jack Perkins, que reconoce el mejor trabajo publicado en esta revista.

Los investigadores comentan que la predicción del éxito de la inducción al parto es determinante para la mejora del bienestar de la madre y del bebé, así como para reducir el coste sanitario derivado de la atención médica. El método consiste en realizar un seguimiento de la actividad uterina durante las primeras cuatro horas del proceso de inducción, en este periodo de tiempo se registra la actividad bioeléctrica del cuello uterino o cérvix uterino, mediante la colocación de unos electrodos en el abdomen de la madre.

Las características de la actividad bioeléctrica son determinantes a la hora de predecir el éxito de la inducción al parto, de momento, con la nueva técnica se ha logrado una tasa de aciertos superior al 90%, siendo superior a la tasa con otros indicadores obstétricos tradicionales, cuya tasa se establece en un 75%. Actualmente, el método habitual para predecir el éxito de la inducción se basa en la evaluación del cuello uterino por el índice de Bishop.

Sobre el registro de la actividad bioeléctrica, los expertos comentan que se han logrado determinar diferencias en las respuestas a los dos tipos de fármacos que se utilizan habitualmente en la inducción al parto. Los investigadores comentan que han observado que la respuesta al misosprostol es mucho más rápida y efectiva que la respuesta a la dinoprosotona. Por otro lado, también se ha apreciado que las mujeres con una inducción al parto exitosa, tuvieron una respuesta al fármaco muy distinta a la de aquellas mujeres que al final tuvieron que ser sometidas a una cesárea.

Los investigadores comentan que el nuevo método puede tener una gran relevancia en las decisiones que se toman para la gestión del parto, ayudando a los especialistas en obstetricia a evitar o reducir el número de inducciones innecesariamente largas. Con ello se lograría reducir el riesgo y el sufrimiento de la madre y el futuro bebé, así como los costes sanitarios, como ya hemos comentado. Teniendo en cuenta que la inducción al parto es cada vez más habitual y que se trata de un proceso que puede durar desde 17 horas hasta más de 36 horas sin garantía de que se produzca un parto vaginal, el nuevo método es clave para la mejora del bienestar de madre y bebé.

Pero esto no acaba aquí, los investigadores están trabajando utilizando el nuevo método en otras situaciones obstétricas, como la predicción del parto prematuro, la hemorragia posparto, la distocia o la mejora del sistema de monitorización de la madre y el futuro bebé. Podéis conocer todos los detalles del nuevo método y el trabajo de investigación realizado a través de este artículo publicado en la página web de la universidad.

Foto | Mamma Loves

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...