No existe relación entre las fases lunares y el aumento del número de partos

Una investigación realizada por las matronas del Hospital de Manises de Valencia, ratifica lo que algunas investigaciones ya habían concluido, no existe relación entre las fases lunares y el aumento del número de partos, tampoco existe un mayor número de complicaciones en el parto a causa de la luna llena.

Inducir el parto natural

Las matronas del Hospital de Manises (Valencia) han llevado a cabo un estudio para analizar la posible relación entre las fases lunares y el aumento del número de partos, creencia popular instaurada desde la antigüedad en la que se asegura que la luna llena induce el parto en una mujer con embarazo a término. Hay que destacar que esta creencia ha sido asumida también por el personal de muchas unidades de maternidad, que han defendido la asociación entre la luna llena y el mayor número de partos.

Las matronas han analizado 4.700 partos atendidos por el hospital en un periodo comprendido entre el año 2013 y el año 2015, cotejándolos con las fases lunares en las que se produjeron los partos. El análisis determina que no existe relación entre las fases lunares y el aumento del número de partos, algo que corrobora lo que se ha concluido en diferentes estudios sobre el tema. Por otro lado y en relación a otra creencia, tampoco se relacionan las fases lunares con las posibles complicaciones que se puedan producir en un parto.

Hay una gran cantidad de mitos y sabiduría popular en torno al parto, se ha recomendado mantener relaciones sexuales, comer chocolate o determinadas infusiones, para favorecer y provocar el trabajo de parto una vez se han cumplido las semanas de gestación. Las matronas comentan que hay poca o ninguna investigación científica que apoye estas creencias, por lo que se duda de su efectividad y seguridad.

Las matronas explican que el método más común que se emplea para intentar acelerar el parto son las relaciones sexuales, la raíz de esta creencia se encuentra en el semen. El esperma contiene prostaglandina, una sustancia que en su forma sintética se suele utilizar para la inducción del parto, pero las matronas explican que no existen suficientes estudios que puedan avalar la creencia de que las relaciones sexuales son una forma natural de inducir el parto.

En cambio, las relaciones sexuales pueden suponer un riesgo ya que si la futura mamá rompe aguas, el riesgo de infección se incrementa. Una vez cumplida la fecha prevista de parto, se recomienda dar largos paseos andando ya que se cree que al caminar se favorece la dilatación, debido a que la cabeza del bebé ejerce presión sobre el cuello uterino. En este caso no existen tampoco evidencias científicas de que esto sea así. Las matronas comentan que hay creencias que no hacen ningún daño y otras que pueden suponer un riesgo para la madre o el futuro bebé, por ello hay que dejar a un lado la sabiduría popular y consultar siempre al ginecólogo.

En definitiva, la luna no influye en el parto, algo que ya se sabía pero que ahora se ratifica con datos de campo. Podéis conocer más detalles del estudio a través de este artículo publicado en la página web del Hospital de Manises.

Foto | Daniel Lobo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...