Menstruación después del parto

La menstruación después del parto es una señal que determina que el organismo de la mujer ha vuelto a su estado normal, anterior al embarazo, ésta aparece por norma general a los dos meses después de dar a luz.

Regla tras el parto

Muchas lectoras han preguntado por el momento exacto en el que vuelve la menstruación después del parto, sin embargo, no se puede determinar con exactitud cuándo volverá la regla, ya que cada organismo es diferente y puede variar de unos días a unas semanas. Por norma general se vuelve a menstruar dos meses después de dar a luz, pero también hay algunos casos en los que la regla vuelve a los 40 días tras el parto. La explicación es sencilla, las mujeres que amamantan a sus bebés tardan mucho más en tener la menstruación que las que no los amamantan, la lactancia es responsable de que los niveles de la hormona prolactina, implicada en la anulación del ciclo de ovulación, se mantengan elevados.

Por lo general, una madre que ofrezca lactancia exclusiva no tendrá la menstruación, ésta aparecerá al cabo de 15 días de abandonar la lactancia o cuando se empiece a introducir la alimentación de sólidos en la dieta del bebé, pues esto ya no es lactancia exclusiva. Pero como hemos indicado son reglas generales, algunas mujeres pueden tener la menstruación 8 semanas después del parto, a pesar de que estén dando el pecho a su bebé. Existen otros factores implicados en la aparición tardía o temprana de la menstruación, la depresión postparto, el estrés, las complicaciones que se hayan producido durante el parto y la cantidad de sangre que se haya perdido.

Complicaciones como una hemorragia postparto o que se haya desprendido la placenta, provocan que la pérdida de sangre sea más considerable y retarde la aparición de la menstruación. Tras dar a luz y dependiendo de cada mujer, tras el parto se atravesará un periodo de seis a ocho semanas aproximadamente en las que las recién estrenadas mamás sufrirán pérdidas de sangre que no tienen nada que ver con la menstruación, hablamos del puerperio. Esta es una etapa de transición, las mujeres poco a poco vuelven a su estado anterior al embarazo, los órganos que se han desplazado por la gestación, el aparato reproductor, etc., retoman su localización original. Del mismo modo, los niveles hormonales también vuelven a sus valores iniciales, en el embarazo se produjo una gran transformación del organismo, ahora es necesario volver al punto de partida.

Las pérdidas vaginales que se producen se denominan loquios, se trata de una mezcla de sangre, restos de la costra uterina formada durante la gestación, exudaciones resultantes de la cicatrización que se produce después de haber eliminado la placenta, etc. Los loquios son coágulos de sangre o sangre con un color rojo muy vivo, poco a poco se van reduciendo estas pérdidas hasta alcanzar los 20 días tras el parto, momento aproximado en el que desaparecen, pero sólo en algunos casos. Como decíamos no es una regla fija y se puede prolongar 13 días más (lo habitual). Los especialistas explican que los loquios tienen una duración de unos 33 días, pero hasta en un 13% de las mujeres se mantiene durante 60 días.

Tras pasar este periodo aparecerá la menstruación, la primera regla será muy parecida a la que se tenía antes del embarazo, en este sentido, hay que desterrar algunas creencias como que esta primera menstruación tendrá más duración o será muy abundante, al menos a nivel general. En algunas mujeres si se pueden producir cambios, si antes del embarazo tenían una regla dolorosa, ahora quizá ya no sea así. Por último una recomendación, con la primera regla hay que controlar el nivel de hierro en sangre para evitar sufrir una anemia. Sobre la menstruación después del parto hay mucho que hablar, este post es una pequeña introducción, en posteriores entregas ampliaremos más detalles y hablaremos de casos más concretos.

Foto | Eugenia_y_Julian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 2
Loading ... Loading ...