Mayor satisfacción en un parto vaginal sin epidural

Un estudio concluye que las madres que dan a luz sin recibir la epidural, tienen un mayor grado de satisfacción. Así mismo, se ha relacionado el grado de satisfacción de las madres con la ampliación del periodo de la lactancia materna.

Parto

Según los datos de una investigación conjunta desarrollada por varias universidades, hospitales y fundaciones, con el propósito de identificar cuál es el grado de satisfacción general de las madres sobre la atención al parto, tienen una mayor satisfacción en un parto vaginal sin epidural. El estudio revela que las madres que son acompañadas durante el parto por su marido o familiares también experimentan más satisfacción que otras madres que no estaban acompañadas o habían recibido la epidural a la hora de traer un bebé al mundo.

En la investigación, los expertos realizaron un seguimiento a 60 mujeres de una muestra total de 2.800 que habían dado a luz en el periodo comprendido entre el año 2011 y el año 2012. Se analizaron las 24 horas previas al alumbramiento, cuando ya estaban ingresadas en el hospital, y posteriormente a los 14 días, realizando una encuesta telefónica. También llevaron a cabo un seguimiento de la alimentación del bebé cuando cumplió los 3 meses de edad. Según los resultados, el nivel de satisfacción global es bueno, aunque despunta la satisfacción especialmente en aquellas madres que no recibieron la epidural y las que fueron acompañadas en el parto.

Lo que resulta más curioso es que parece existir un vínculo entre el nivel de satisfacción y la lactancia materna, según los investigadores, el porcentaje de madres que amamantan a sus bebés es mayor en quienes han estado más satisfechas durante el parto. Dados estos resultados, parece evidente que es necesario garantizar un nivel óptimo de satisfacción durante el parto, el nivel de satisfacción se puede considerar un instrumento que permitirá mejorar la calidad asistencial. Por otro lado, también se apunta que a mayor satisfacción, menor es el riesgo de que las madres puedan sufrir una depresión postparto.

Según leemos aquí, otros factores que intervienen en el grado de satisfacción es la actitud del personal sanitario que atiende a las madres, e iniciar la lactancia de manera precoz, al respecto os recomendamos retomar la lectura del post Lactancia materna tras el parto, en él destacábamos que empezar la lactancia al cabo de 30 minutos del nacimiento ofrecía numerosos beneficios a madres y bebés. Todo suma a la hora de que el parto sea lo más satisfactorio posible, como recompensa, mejora la salud de la madre reduciéndose el riesgo de sufrir problemas como la depresión, se afianzan los lazos afectivos, el bebé se beneficia de una lactancia más prolongada, etc.

En este sentido quizá hay que tener en cuenta otros parámetros en el estudio, algunas madres no quieren sufrir dolores y se sienten mejor si recurren a la epidural, otras madres temen que la lactancia pueda afectar a su figura y deciden ponerle fin antes de tiempo, a algunas madres ofrecer el pecho les genera estrés y el motivo es porque no saben cuanta cantidad de leche materna consumen sus bebés, por ello terminan abandonando la lactancia. En definitiva. el estudio es interesante pero quizá se debería realizar un nuevo estudio teniendo en cuenta otros parámetros y contando con más participantes.

Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo (Pdf) publicado en Nutrición Hospitalaria.

Foto | Eugenia_y_Julian

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...