Los entuertos

Los entuertos

Los entuertos son los dolores que se producen en el cuerpo de la mujer después del parto, ya que el útero para volver a su lugar se contrae provocando dolor para volver a su posición anterior en la pelvis. Es una respuesta fisiológica normal que ayuda a reducir el sangrado genital que se produce cuando hemos dado a luz, ya que contraen el músculo uterino cerrando las venas que nutrían a la placenta cuando estaba dentro del útero en el embarazo, cuando no se producen estas contracciones es cuando se puede dar la atonía uterina.

Los entuertos pueden ser más dolorosos a partir del segundo parto, ya que la musculatura uterina está más flácida y no tiene la consistencia y la fuerza de la primera vez. También son más frecuentes durante la lactancia materna y también más intensos ya que la oxitocina que es la hormona que estimula las contracciones se libera por los conductos de canalización de la leche dentro de la mama y cada vez que el niño succiona provoca los entuertos, de ahí que las madres que dan el pecho suelan recuperarse antes que las que no lo hacen. La madre primeriza en cambio apenas notará los entuertos más que como si fuera el dolor de una menstruación normal. Las mujeres que pasan por una cesárea puede que tengan los entuertos bastante más dolorosos, al igual que las mujeres que han tenido gemelos o han dado a luz bebés muy grandes. Los entuertos sirven para liberar los loquios.

Los dolores suelen durar los primeros cinco días aproximadamente, justo coincidiendo con la subida de la leche, después deberían desaparecer, si no es así hay que consultar con el ginecólogo para que haga una revisión que descarte cualquier problema de infección o anomalía en el útero. La transformación total del útero termina unas seis semanas después del parto, cuando la mujer ya no se lo nota si presiona el abdomen por debajo del ombligo.

Foto| Oleg Kozlov

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...