La tasa de cesáreas se ha duplicado en los últimos 15 años en todo el mundo

Hoy conocemos los resultados de una investigación en la que se concluye que la tasa de cesáreas se ha duplicado en los últimos 15 años en todo el mundo. Se trata de un dato preocupante, la cesárea sin motivo médico es un riesgo para la salud de la madre y del bebé, además, puede pasar factura al bebé cuando alcance la edad adulta.

Cesáreas, tasa a nivel mundial

Según las conclusiones de tres artículos publicados en la revista científica The Lancet de forma simultánea, la tasa de cesáreas se ha duplicado en los últimos 15 años en todo el mundo, pasando de un 12% en el año 2000, a un 21% en 2015. Según los datos, los países de ingresos medios y altos son los que abusan más de este procedimiento, por ello, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido que se lleve a cabo una reducción de las cesáreas a nivel mundial, ya que se practican muchas que no son necesarias.

En el análisis realizado los expertos comentan que las tasas generales de cesáreas casi se duplicaron en 15 años, destacando que sólo entre un 10% y un 15% de las cesáreas tenían una razón médica justificada, por lo que el promedio global debería situarse en estas cifras. En 2015, en países como Estados Unidos, el 32% de los nacimientos fueron por cesárea, aunque esta tasa es elevada, fue mucho mayor en Brasil, alcanzó nada menos que un 55’5% de los nacimientos. Recordemos que de esto ya hablábamos en 2014, apuntando que era el país con la mayor tasa de cesáreas, de ahí que en 2015 se pusiera en marcha un plan para reducir la elevada tasa de partos por cesárea.

Los investigadores explican que esta situación es preocupante, sobre todo porque las cesáreas pueden crear complicaciones y efectos secundarios para las madres y los bebés, por eso piden a los profesionales de la salud, hospitales, mujeres, etc., que eviten los partos por cesárea a no ser que sean médicamente necesarios. Básicamente es lo que solicita la OMS, recordemos que en el año 2015 este organismo realizó un informe sobre la tasa de cesáreas en el que manifestaba su preocupación por el incremento de los partos por este procedimiento y pedía sentido común, pero parece que los consejos son desoídos.

Las investigaciones realizadas no arrojan luz sobre los posibles efectos a largo plazo que puede tener una cesárea en la salud de un niño, sin embargo, sí se destaca que existen grandes diferencias entre los niños que nacen por cesárea y los que nacen por parto natural, por ejemplo, la diferencia que existe en la microbiota humana, los bebés nacidos por cesárea dejan de recibir microorganismos beneficiosos para su desarrollo, recordemos que la microbiota o bacterias que habitan en el cuerpo de la madre son las primeras en colonizar el organismo del bebé durante su viaje a través del canal de parto, algo que no ocurre con la cesárea. Esto provoca alteraciones en el desarrollo el sistema inmune, el aumento del riesgo de sufrir alergias, asma y otros problemas, por lo que se puede deducir que la salud en edad adulta se verá afectada.

Los expertos explican que cuando se reduce el número de cesáreas innecesarias, se reducen riesgos innecesarios para madres y bebés, así como los gastos y recursos de los sistemas de salud. Pero no se puede estigmatizar el procedimiento, simplemente se debe llevar a cabo cuando sea médicamente necesario, quizá la comunidad médica, sea pública o privada, debería ser más estricta en esta cuestión y evitar las cesáreas innecesarias. Pero también se habla de una mayor concienciación de las mujeres, como uno de los factores que pueden permitir reducir la actual tasa. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este enlace en la revista científica The Lancet.

Foto | Mamma Loves

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...