La prevención el objetivo de la investigación sobre prematuros

prematuro

Se ha publicado recientemente en el New England Journal of Medicine, que los antecedentes familiares, las infecciones, y el estrés pueden desenpeñar un importante papel en el aumento del riesgo de que una mujer dé  a luz a un bebé antes de los nueve meses, es decir, prematuramente.

En estas investigaciones, como en todas, es imprescindible que cientificos, de todas las disciplinas, sean capaces de trabajar juntos y compartir toda la información de la que dispongan, como muestras biológicas o bases de datos. Solo con esta colaboración podremos prevenir los partos prematuros que puedan poner en riesgo la vida o la salud de los bebés.

No debemos de olvidar que el parto prematuro es la principal causa de mortalidad infantil en un país como  Estados Unidos, y sólo la mitad de esas muertes tienen una causa conocida, según manifiestan los Dres. Muglia y Katz, responsables de estas investigaciones.

Un dato importante es que en Estados Unidos, cada año nacen de manera prematura más de 543,000 bebés. En el ámbito mundial, cada año nacen prematuramente alrededor de 13 millones de bebés, una cantidad escalofriante.

Los bebés que sobreviven a un nacimiento prematuro se pueden enfrentar a graves problemas de salud, que arrastrarán a lo largo de toda su vida, como problemas de visión o auditivos y otras enfermedades crónicas.

Se han intentado explicar estos nacimientos prematuros aludiendo a problemas médicos,como la preeclampsia (presión arterial extremadamente alta en la madre), o el estrés fetal, pero esto  no explica totalmente el aumento de partos inducidos, que a menudo resultan en nacimientos prematuros tardíos (nacimientos entre las semanas 32 y 36 de gestación).

Los autores del informe afirman lo siguiente:

La decisión para inducir el parto con el propósito de mejorar la viabilidad fetal debe ser sopesada contra el reconocimiento de la necesidad de minimizar los daños que surgen del nacimiento prematuro […] Tomar esta decisión seguirá siendo un desafío para los médicos, ya que inducir el parto — con cualquier método — antes de término, tiene consecuencias adversas para el bebé, aún cuando suceda en un momento cercano al término.

Los antecedentes familiares de nacimientos prematuros, el estrés, la raza, las infecciones, la inflamación y la genética parecen jugar un papel importante en este tipo de nacimientos.

Vía | bolsamania.com
Foto | AfterShock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...