La cesárea aumenta ligeramente el riesgo de un segundo embarazo con problemas

Un estudio muestra que la cesárea aumenta ligeramente el riesgo de un segundo embarazo con problemas, como por ejemplo sufrir un embarazo ectópico o un embarazo mortinato, la muerte de un feto que ya ha cumplido las 20 semanas de gestación.

Una investigación realizada por expertos de la Universidad de Aarhus (Dinamarca) y el Colegio Universitario de Cork (Irlanda), concluye que practicar en el primer embarazo una cesárea, podría aumentar ligeramente el riesgo de un segundo embarazo con problemas. Los investigadores explican que se incrementa el riesgo de sufrir un embarazo ectópico o mortinato, es decir, la muerte de un feto que cuenta con más de 20 semanas de gestación.

Para llegar a esta conclusión se analizaron los datos pertenecientes a 832.996 madres primerizas de Dinamarca que tuvieron parto natural y parto por cesárea, posteriormente se seleccionó a las madres que volvieron a quedarse embarazadas. Según los resultados obtenidos, en las mujeres que tuvieron su primer hijo por cesárea, el aumento de la tasa de muerte fetal se incrementó en un 14%, en comparación con las madres que tuvieron su primer hijo por vía vaginal.

En el grupo de madres que dieron a luz por cesárea también se pudo apreciar un incremento del 9% en el riesgo de sufrir un segundo embarazo ectópico, en comparación con las madres que tuvieron su primer hijo por vía vaginal. Hay que matizar que los expertos apuntan que el incremento de estos riesgos es poco significativo, en el caso de los mortinatos el riesgo absoluto es de un 0’03%, es decir, 3.333 mujeres tendrían que tener a su primer bebé por cesárea para que se produjera una muerte del feto adicional a los datos habituales.

En el caso del embarazo ectópico, el aumento del riesgo absoluto es de un 0’1%, es decir, uno de cada 1.000 segundos embarazos de madres cuyo primer embarazo tuvo un parto por cesárea, sufriría un embarazo ectópico. Se aprecia una diferencia clara en ambos casos, aunque como hemos indicado, el riesgo general es muy bajo, el estudio hila demasiado fino y quizá los resultados podrían haber estado alterados por otros factores.

Este estudio en el que se muestra que la cesárea aumenta ligeramente el riesgo de un segundo embarazo con problemas, se ha desarrollado con el ánimo de mostrar a las madres que eligen tener a un bebé por cesárea sin necesidad, que para un segundo hijo existen riesgos y por muy pequeños que sean, a cualquier madre le puede tocar. De todos modos hay que recordar que una cesárea es una intervención quirúrgica y encierra más riesgos que un parto natural. A pesar de que cada vez es mayor el número de expertos que intentan reducir la cantidad de cesáreas que se practican en el mundo, se siguen realizando muchas que son innecesarias y que muchas veces están vinculadas al deseo de las madres de tener al bebé por cesárea.

Al respecto os invitamos a retomar la lectura del post Brasil es el país con mayor tasa de cesáreas del mundo, en él descubriréis que hasta el 52% de los nacimientos son por cesárea y la razón de ello es el desconocimiento y la desinformación existente de los riesgo. Es difícil creer que este estudio servirá para que las madres que optan por esta opción de parto recapaciten, sobre todo porque como hemos indicado, en términos absolutos los riesgos son muy pequeños. Podéis conocer más detalles de la investigación a través de este artículo publicado en la página web del Colegio Universitario de Cork.

Foto | Salimfadhley

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...