La amniocentesis; Riesgos

La amniocentesis;Riesgos

Una vez que ya explicamos lo que es la prueba de la amniocentesis debemos dejar claro los riesgos que se corre realizándose la prueba, son poco frecuentes los problemas graves realizándose la prueba durante el segundo trimestre, sin embargo existe la posibilidad de un aborto espontáneo, es una posibilidad de un 1 % aproximadamente.

Las complicaciones inmediatas en la amniocentesis a la extracción son poco habituales,  las infecciones uterinas se dan en 1 por cada mil casos, o la pérdida de líquido por rotura de la bolsa en 1 de cada 100 y se deben principalmente a contaminación de la aguja por la flora cutánea o intestinal, con síntomas similares a la gripe, fiebre no muy elevada y dolor corporal, no hay que ignorarlos ya que pueden conducir a una infección grave.

No se recomienda realizar la amniocentesis durante el primer trimestre ya que el riesgo de aborto espontáneo es tres veces mayor que el riesgo si se realiza durante el segundo trimestre, al igual que los estudios demuestran que realizar una amniocentesis temprana puede aumentar el riesgo de padecer la deformidad del pie torcido. Si es necesario realizar la prueba durante el primer trimestre en lugar de la amniocentesis es más seguro realizar otra prueba llamada villus coriónico. Que el médico que realice la prueba tenga experiencia aumenta la posibilidad de que no haya aborto con una ejecución de al menos 30 amniocentesis sin problemas como mínimo.

Una vez obtenidos los resultados simplemente aseguran que el niño no padece las enfermedades que se han analizado no nos asegura que el pequeño nazca completamente sano. Los médicos pueden tratar una serie de defectos congénitos antes del parto mediante medicamentos, cirugía o dietas. Sin embargo la mayoría de defectos congénitos detectados por la amniocentesis no pueden tratarse antes del parto, pero ayuda para tener todo preparado a la hora de nacer el niño y poder darle las mejores atenciones que necesite en ese momento al igual que sirve para preparar a los padres.

Una dieta sana, complejos multivitamínicos, evitar los contagios por toxoplasmosis, los contactos con roedores de todo tipo, evitar pescados que contengan un porcentaje alto de mercurio como el pez espada o el tiburón, mantener un peso saludable, evitar el alcohol, drogas y tabaco previenen los problemas a la hora de tener un bebé.

Foto| Leah-Anne Thompson

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...