Incontinencia urinaria tras el parto

Enfermedades y problemas transitorios en el embarazo

La incontinencia urinaria tras el parto es algo habitual que pueden sufrir hasta el 50% de las mujeres, pero este trastorno suele desaparecer a medida que pasan los días. A algunas mujeres les preocupa la incontinencia urinaria, especialmente si se prolonga durante unas semanas, sin embargo, es algo normal y su duración va en función de cada organismo y antes o después termina resolviéndose en la mayoría de los casos sin necesidad de adoptar determinadas medidas.

Recordemos que en el post sobre la Incontinencia urinaria tratábamos este problema durante el embarazo, se iniciaba a partir del quinto mes de gestación y era provocada por diversos factores, aumento del tamaño del bebé, reducción del espacio de la vejiga, la presión ejercida sobre el músculo responsable de recibir y acumular la orina proveniente de los riñones, los cambios hormonales, etc. Entonces ya destacábamos que era algo habitual y que suele desaparecer dentro de los 45 días posteriores al parto.

Sin embargo, se pueden seguir una serie de medidas para intentar prevenir la aparición de la incontinencia urinaria, ejercicios como la esferodinamia, las técnicas sofrológicas o los ejercicios de Kegel resultarán de gran ayuda. Paralelamente, mantener una alimentación sana y equilibrada, una dieta que evite el aumento de peso excesivo y el estreñimiento, o no abusar de la ingesta de líquidos, son aspectos que contribuirán a reducir la incidencia de la incontinencia urinaria.

Como decíamos, la incontinencia urinaria tras el parto parece irremediable y es un problema pasajero, sólo en algunos casos específicos y en los que ya se han rebasado los 45 días, los especialistas suelen recomendar determinados tratamientos farmacológicos o quirúrgicos, según el caso, para poder solucionar el problema. Mientras, será interesante tener presente que es necesario extremar la higiene personal y protegerse adecuadamente, con incontinencia urinaria es recomendable asearse correctamente para evitar posibles infecciones.

No es lo mismo padecer incontinencia urinaria a partir del quinto mes de gestación que tras el parto, este es el punto de inicio que marcará la solución del problema de forma espontánea y natural.

Foto | SantaRosa OLD SKOOL

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...