El rol de la Doula II

El acompñamiento emotivo de la doula

Como hemos visto en la primera parte de este informe, la doula suele ser un elemento esencial en la experiencia de las mujeres embarazadas, durante el parto y el postparto, sobre todo, en los casos más difíciles que la mujer debe afrontar ante el nacimiento de su bebé.

Nuria Otero Tomera es una especialista en el tema. Ha sido pionera del ámbito de las doulas en España, es madre, pedagoga, co-fundadora y vicepresidenta del Proyecto Materna, vicepresidenta de la Asociación Criar con el Corazón, directora del grupo Ser Doula, y además suele brindar sus conocimientos en una serie de cursos y talleres que dirige habitualmente.

En una reciente entrevista, Nuria Otero Tomera destacó que en los últimos años el rol de la doula ha sido determinante, ya que reporta grandes beneficios para las mujeres la contratación de servicios de doulas, para sentirse acompañadas y apoyadas en todo momento.

Esto se debe a que en los últimos años, las mujeres han debido enfrentarse a una gran cantidad de inconvenientes al estar embarazadas. En este sentido, la especialista destacó:

«Nos enfrentamos a varios problemas. Por un lado, un sistema médico que nos considera enfermas, que convierte en patológico un proceso completamente normal. Y es muy difícil no dejarse envolver por el miedo, cuando los profesionales que nos atienden no confían en el cuerpo de las mujeres y en los bebés que están por venir. Pero por otro lado, a la vez que el embarazo y el parto se viven como episodios riesgosos dentro de la vida de la mujer, la sociedad y el mundo laboral nos piden que sigamos al 100 por ciento de nuestro rendimiento. De esta manera, hagamos lo que hagamos, alguien nos va culpabilizar. Por otro lado, a nivel personal, en general tenemos mucho desconocimiento del embarazo y el parto como procesos fisiológicos. Y el posparto no existe. En cuanto se da a luz todo el mundo pregunta ya por el bebé y la mujer no puede permitirse no estar bien, no estar a gusto, porque lo importante, el bebé, está aquí y está bien… ¿de qué te puedes quejar entonces? Vivimos en familias muy pequeñas y tenemos muy poco contacto con embarazadas, parturientas y puérperas (tenemos contacto, pero un contacto social, no íntimo, no profundo) así que cuando somos nosotras las que estamos en el proceso no sabemos casi nada de lo que ocurre en realidad».

A pesar de que ya han pasado algunos años desde que se inicio el servicio de doulas, lo cierto es que muchas personas continúan confundiendo su labor con el trabajo de la matrona. Durante la charla, Nuria Otero Tomera puntualizó las diferencias que existen entre la doula y la matrona, y al respecto manifestó:

«Somos figuras diferentes. La matrona es la encargada de atender, de asistir el parto normal, de observar y comprobar que el parto transcurre con normalidad y, si en algún momento se presenta una dificultad, saber actuar en consecuencia. También informan y acompañan, obviamente, durante el embarazo y el posparto, durante la lactancia. El papel de la doula es otro. No es nuestra función asistir el parto, sino estar con la madre y acompañarla, sin tomar decisiones. Y durante el embarazo y el posparto nuestra relación con la mujer es más estrecha e intensa, se crean vínculos que, hoy en día, por las características de la atención sanitaria, la matrona no puede crear con las mujeres».

Las doulas deben enfrentarse a inconvenientes relacionados con el ámbito profesional, ya que muchas veces no son muy bien consideradas por los médicos, lo que provoca que las embarazadas duden en su contratación.

Al respecto, la especialista comentó:

«Actualmente, la mayor dificultad que afrontamos es el desconocimiento que existe sobre nuestro trabajo. Muchos nos confunden con matronas o piensan que porque no existe titulación oficial no hay formación, y eso no es cierto. Estudiamos mucho, aprendemos mucho, aunque no sea por los canales oficiales».

Debido a los beneficios que aportan las doulas en estos momentos tan decisivos de la vida de las mujeres, cada vez son más las embarazadas que optan por contratar los servicios de doulas en todo el mundo. Por ello, también cada vez se requiere de mayor cantidad de mujeres dispuestas a realizar la tarea. En esa línea, Nuria Otero Tomera destacó que cualquier mujer puede ser doula, siempre que quiera serlo y pueda brindar el apoyo necesario.

Si estás interesa en convertirte en doula, puedes encontrar información al respecto en la página web oficial de la asociación española Ser Doula.

Vía | Guia Infantil
Foto | Neepster
Más información | Doulas España

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...