Descubierta la proteína que desencadena el proceso del parto

Un grupo de investigadores ha logrado hallar el mecanismo que inicia el trabajo de parto, a diferencia de lo que se ha creído hasta el momento, el parto, y concretamente las contracciones, se desencadenan a partir de la actividad de una proteína.

Trabajo de parto

Un grupo de investigadores australianos de la Universidad de Melbourne, de la Universidad de Monash y del Instituto de Investigación Médica Hunter, han logrado descubrir la proteína que desencadena el proceso del parto y que es responsable de provocar las contracciones del útero. El descubrimiento es muy importante, ya que ayudaría a desarrollar fármacos más específicos para la inducción del parto, o en su defecto, buscar un inhibidor que pudiera prevenir los partos prematuros.

Los expertos explican que con este descubrimiento se ha resuelto uno de los grandes misterios de la biología humana, comentan que de momento no se puede saber cuándo se desencadena el proceso de la producción de la proteína, pero sí que cuando llega el momento, esta proteína que actúa como un interruptor de seguridad, es liberada para facilitar el inicio del proceso.

Durante décadas se ha estado buscando el origen del trabajo de parto, anteriormente se hablaba de cambios hormonales que conducían al inicio del parto, pero el verdadero inicio se encierra en esta proteína denominada hERC K+, su disminución en el organismo provoca la aparición de las contracciones.

La investigación tenía como meta encontrar alternativas a las cesáreas que se practican a madres que padecen sobrepeso y obesidad, parece ser que estos problemas provocan que no se produzcan alteraciones en la intensidad y ritmo de las contracciones, siendo insuficientes para el desarrollo del trabajo de parto, de ahí que muchas mujeres obesas deban dar a luz por cesárea.

Una vez descubierta la proteína que desencadena el proceso del parto, se van a desarrollar nuevas investigaciones en torno a la proteína, como hemos indicado, se auguran varias aplicaciones que serán beneficiosas en el mundo del embarazo y el parto, desde poder reducir el número de casos de partos prematuros, hasta provocar el parto natural en aquellas madres a las que supuestamente no les funciona el mecanismo que lo desencadena.

Podéis conocer todos los detalles del estudio a través de este artículo publicado en la revista científica Nature Communications.

Foto | Daia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...