Depresión postparto

Depresión embarazo

La depresión postparto es un problema de salud que puede afectar a la mamá poco después del nacimiento del bebé. Aunque para una madre tener un bebé es lo más precioso del mundo, y tras el nacimiento debería sentirse plenamente feliz y pletórica, en algunas ocasiones estos sentimientos no tienen espacio para florecer, en su lugar aparecen otros sentimientos relacionados con la tristeza, la apatía o el miedo. Es necesario afrontar la depresión postparto, y para ello hay que tomar la mano de quien te quiere ayudar a superarla, naturalmente beneficiará a la mamá, al bebé y al entorno familiar.

Durante el embarazo ha estado continuamente presente el deseo de ver al futuro bebé, de poderlo abrazar, besar, acariciar y cuidar, muchísimas madres imaginan estos ansiados momentos. Cuando por fin el embarazo culmina dando a luz al bebé, todos esos pensamientos parecen desvanecerse y son sustituidos por la tristeza, la desilusión, etc., pero existen algunas explicaciones sobre la depresión postparto.

La llegada del bebé es muy celebrada pero también es una tarea agotadora, representa grandes cambios y una enorme responsabilidad que debe afrontarse con el máximo rigor. Estar continuamente pendiente del bebé es realmente agotador, las primeras semanas se da una vigilia constante, las 24 horas del día son prácticamente dedicadas al bebé, apenas se duerme y esto agrava la situación, se trata de una gran prueba física y psíquica.

La aparición de la depresión postparto suele ocurrir a los cuatro días después del parto y suele afectar al 80% de las recién estrenadas mamás. Entre las causas que se barajan como causas de la depresión postparto se encuentran las alteraciones fisiológicas producidas en el organismo de la madre como consecuencia del cambio hormonal tan brusco que se ha producido. La continua vigilia y la imposibilidad de dormir y descansar adecuadamente por tener que alimentar al bebé cada 2 o 3 horas, provocan la aparición de la depresión por abatimiento.

Existen más causas, por ejemplo la recuperación tras una intervención si el parto se ha realizado mediante cesárea, la aglomeración de amigos y familiares para celebrar el feliz acontecimiento o incluso la posibilidad de que exista una predisposición genética a sufrir depresiones.

Es importante poder reconocer la depresión posparto e intentar afrontarla, dos buenas armas para ello son la paciencia y el sentido común, intentando poner las medidas necesarias y adecuadas para reducir la presión que se está sufriendo. La obsesión es mala compañera y debemos dejar un poco al margen otras preocupaciones que habitualmente se tenían, como por ejemplo las tareas domésticas o la necesidad de atender correctamente a todas las personas que te visitan para conocer al nuevo miembro de la familia. Lo fundamental es la atención al bebé y a una misma, todo lo demás, por el momento debe permanecer en un segundo plano.

En un artículo que ha sido publicado en la revista electrónica médica Health Day, nos hablan sobre la manera de detectar la depresión postparto a través de tres sencillas preguntas, sus respuestas permiten reconocer rápidamente si existe este problema, se podría decir que es un modo de detección precoz.

Evitar la depresión postparto

Las preguntas son: ¿me culpo innecesariamente cuando las cosas salen mal?, ¿siento miedo o pánico sin causa justificada?, ¿sufro ansiedad o preocupación sin justificación alguna?.

Estas preguntas estaban sujetas a un estudio realizado por investigadores del Colorado Adolescent Maternity Program, en él se les pidió a 199 madres con edades comprendidas entre los 14 y los 26 años que contestaran a las preguntas con respuestas sencillas, “sí, en la mayoría de ocasiones”, “sí, en varias ocasiones”, “no, sólo en algunas ocasiones” y “nunca”.

Las tres preguntas se eligieron porque otros estudios evidenciaban que en la depresión postparto la ansiedad juega un papel muy importante. Como podemos observar, las preguntas tienen forma escalonada, de mayor a menor y sus respuestas están sujetas al grado de incidencia de la depresión postparto. Las respuestas de las participantes del estudio permitieron identificar con mayor exactitud la depresión, siendo este cuestionario un 16% más eficaz que los que hasta ahora se habían utilizado para identificarla, al parecer, la simplicidad del cuestionario ha sido fundamental.

Posiblemente en un futuro se desarrollarán cuestionarios más certeros que logren detectar de forma más precoz el problema, un 16% es bien recibido, pero la idea es aumentar el grado de acierto.

Aunque la depresión tras el parto es pasajera, en algunos casos puede no serlo, por ello encontramos este cuestionario una herramienta útil y necesaria que puede evitar que la situación se prolongue gracias a la ayuda de un psicólogo, el especialista más adecuado para poder ofrecer el tratamiento oportuno y hacer que una recién estrenada mamá pueda disfrutar plenamente de su maternidad.

Más información | Healt Day
Foto | Denis Tevekov
Foto | Magdalena Sobczyk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...