De parto (V). Documental

Con De parto (V) abordamos la última entrega del documental realizado por el programa de La2 ‘Documentos TV’. En esta parte del documental nos muestran que las complicaciones y las secuelas derivadas de un parto pueden ser muy duraderas. Naira Carmona, una de las protagonistas del documental, nos explica cómo se sentía después de todo a lo que tuvo que enfrentarse y como logró superar la situación.

Es necesario retomar la entrega anterior De parto (IV) para comprender a qué se pudo enfrentar Naira, una deshumanización del parto que forzosamente provoca secuelas. Como dice la doctora en psiquiatría Ibone Olza, todo lo que sucede en el parto queda muy grabado en la mente de la futura mamá, ya que explica que hormonalmente las mujeres están preparadas para que cuando nazca el bebé, la acción quede grabada como uno de los vínculos o sellos afectivos más fuertes y poderosos. El miedo, la deshumanización en el parto o cualquier complicación que no se haya atendido debidamente, provoca secuelas difíciles de olvidar.

Naira tardó siete meses en recuperarse del parto, la depresión y las secuelas físicas de un mal partofueron la causa, por fortuna, una buena fisioterapeuta logró tratar a Naira librándole del dolor y la depresión postparto. El número de mujeres que se quejan de la atención que recibieron en el parto ha ido creciendo, no es extraño que cada vez se promueva con mayor énfasis el parto natural o las ventajas del parto vertical.

Afortunadamente el sistema está cambiando y ahora se pretende promover un parto humanizado pero asistido por especialistas que pueden intervenir en el caso de que aparezcan complicaciones, ya no es necesario que la futura mamá tenga que estar tumbada en una camilla para comodidad de los especialistas, recordemos que la OMS desaconseja el parto en la posición tumbada por varias razones, una de ellas es que la futura mamá tiene menos control sobre su cuerpo.

En el año 2005 las negligencias médicas durante el parto aumentaron hasta un 15% (hablamos de hace sólo 5 años), anteriormente las mujeres no reclamaban, a cambio del sufrimiento eran recompensadas con la vida del niño, es decir, si el niño estaba bien no existían complicaciones médicas. Perder el útero, sufrir lesiones genitales o una intervención quirúrgica como una cesárea sin motivo parecía estar justificado si el niño nacía vivo.

Es evidente que las mejoras en los partos hospitalarios se iniciaron hace unos años y avanza pero de forma lenta, el sistema de salud debe cambiar mucho todavía. Cada vez son más las madres que desean dar a luz de otro modo y tímidamente aparecen las alternativas, recordemos por ejemplo el hospital español que permite parir de pie o en cuclillas.

Por el contrario, en los Países Bajos el parto se desarrolla de un modo totalmente diferente, hasta el 40% de los nacimientos se producen en el hogar y con sólo la atención de las matronas. La mortalidad infantil de los Países Bajos quizá presentaba las mismas cifras que la mortalidad infantil española, sin embargo, los partos son más humanos y sin apenas asistencia médica. En fin, queremos que veáis el documental y que realicéis una reflexión y una comparativa sobre las mejoras en las condiciones actuales de atención al embarazo y al parto en España. Seguiremos hablando del tema en la próxima y última entrega del documental De parto.

Capítulos anteriores
De parto (I)
De parto (II)
De parto (III)
De parto (IV)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...