Controles de salud física y mental a las mujeres tras el parto en Inglaterra

En Inglaterra se pone en marcha una medida que beneficiará a las más de 600.000 mujeres que dan a luz en el país cada año. A partir del mes de abril se realizarán controles de salud física y mental a las mujeres tras el parto, recibirán una atención sanitaria personalizada independientemente del chequeo que se realiza a sus bebés.

Chequeos a las que acaban de ser madres en Inglaterra

A partir del próximo mes de abril, en Inglaterra se realizarán controles de salud física y mental a las mujeres tras el parto durante un periodo de seis semanas, esta evaluación se realizará por un médico de cabecera o una enfermera. Con esta medida se espera poder identificar mejor cualquiera de los problemas de salud mental que pueden surgir con motivo del embarazo como, por ejemplo, la depresión postparto o el trastorno de estrés postraumático y poner en marcha el tratamiento oportuno.

Cada año se producen en Inglaterra más de 600.000 nacimientos, pero, hasta la fecha, la atención recibida por las madres no tenía la misma calidad que la que reciben los recién nacidos. Muchas mujeres no han sido sometidas a un control postnatal o, en todo caso, han sido sometidas a un breve chequeo mientras se realizaba la consulta del bebé, algo causado en la mayoría de ocasiones por la falta de tiempo. Esta situación provocaba que muchas madres se sintieran incapaces de plantear problemas de su propia salud, por lo que si sufrían algún tipo de alteración de la salud física o mental, no era atendida.

Desde hace algún tiempo, algunos parlamentarios del país han estado reivindicando una mejor atención de las mujeres que acaban de ser madres a fin de abordar esos posibles problemas relacionados con el embarazo y el cuidado del bebé. Por ello, se envió una solicitud al ministro de salud pública y atención primaria, solicitando la introducción de la nueva medida. Con este tipo de controles obligatorios, se asegura que se reduciría el daño que sufren las mujeres, sus bebés y las familias en general.

Hay que tener en cuenta que en el país, aproximadamente un 50% de las mujeres que dan a luz desarrollan algún tipo de problema de salud mental, de ahí que diferentes organizaciones, asociaciones y políticos hayan estado presionando para cambiar la situación. En la petición realizada al ministro se apuntaba que los daños causados a madres y menores por las bajas tasas de diagnóstico de los problemas de salud mental materna, afectaban a las madres y erosionaban la capacidad de crear vínculos saludables y de apoyo para con sus hijos e hijas.

El caso es que la medida se considera una gran victoria en favor de la salud de las madres, la descendencia y la familia en general, se trata de unos chequeos necesarios que se realizarán de forma independiente a los que se hacen a los bebés. NHS England, organismo perteneciente al Departamento de Salud y Atención Social del Reino Unido, ha dotado a la iniciativa con una partida presupuestaria de 12 millones de libras, una financiación adicional al sistema de salud para que se puedan llevar a cabo estos controles postnatales de seis semanas de duración.

Sin duda, para las mujeres embarazadas de Inglaterra es una gran noticia, ya que recibirán el apoyo que necesitan para hablar sobre sus problemas de salud mental y recibir la ayuda que necesiten después del parto. Como ya hemos comentado en muchas ocasiones, las mujeres que acaban de ser madres deben tener una buena salud física y mental, algo que revierte en el trato y atención de sus bebés y familias en general. Podéis conocer más detalles de la noticia a través de este artículo publicado en el periódico digital The Guardian.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...