Clases de preparación al parto

En las clases de preparación al parto nos enseñan la parte teórica y la parte práctica tanto del embarazo como del parto y nos preparan para los primeros cuidados del bebé durante sus primeros días de vida. Las comadronas son muy importantes en todas las fases del embarazo.

Las clases de preparación al parto van dirigidas a todas las mamás y todos los papás que están esperando un bebe, independientemente de que sean padres primerizos o no. ¿Por qué son importantes las clases de preparación al parto? La comadrona, la profesional del ámbito sanitario que más habitualmente suele impartir estas clases, nos pone al día de todos los adelantos que se han producido en materia de embarazo y parto; resuelve nuestras dudas, nos enseña a cuidarnos, a cómo cuidar del bebe una vez que haya nacido y, en relación con el momento del parto, a respirar y a controlarnos tanto física como emocionalmente.

Prepararse para este momento.

El objetivo de las clases de preparación al parto es prepararnos para ese momento tan especial como es el del parto y para la bienvenida del pequeño, sus primeros cuidados. Esto es importante porque muchas mamás primerizas se bloquean ante el miedo y la incertidumbre de lo que está a punto de llegar. La comadrona tiene el difícil papel de explicarnos todo el proceso, tranquilizarnos y enseñarnos a vivir el momento con la mayor calma posible.

En las clases se identifican dos partes, una teórica y otra práctica. En las clases teóricas nos enseñan y explican cada una de las fases del parto que nos interesa conocer: romper aguas, monitorización, medicación, epidural, etc. En las prácticas, nos van a enseñar tanto a las mamás como a los papás que asistan, cómo se tiene que respirar, como prepararnos físicamente con la gimnasia prenatal, técnicas de relajación, posturas para el parto, cómo se debe respirar durante las contracciones, como empujar, cómo cambiar el pañal a los bebes, etc.

Sus enseñanzas nos van a ayudar a no ir perdidos ese día. Cuando se llega al hospital, con los nervios, todo lo que ha explicado la comadrona se convierte en divinas palabras que vamos a ir recordando como si de un guion se tratase. Vamos viendo que todo lo explicado va reproduciéndose, de tal manera que el conocimiento de lo que está por venir y de lo que necesitamos nos va dando la tranquilidad que necesitamos en ese momento. Recordar los consejos y las explicaciones de las clases de preparación nos permite ir con paso firme hacia esa  nueva vida que está a punto de llegar.

Cabe decir que sin las maravillosas comadronas que nos asisten, nos ayudan y nos miman, estas clases no serían lo mismo. Ellas no solo nos preparan técnicamente para el parto, sino que nos aconsejan durante el embarazo, ayudan a que nuestra pareja viva más de cerca ese momento, los implica más., etc. Además, una vez tenemos a nuestros pequeños, las comadronas siguen su labor ayudándonos en los primeros meses de vida de nuestros bebes con los llamados grupos de lactancia materna o grupos de apoyo, pero de estos ya hablaremos en otro artículo.

Foto por  nagobe en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...