Yoga en las escuelas para mejorar el rendimiento de los niños

El yoga es una alternativa saludable en todos los aspectos de la vida, y como poco se sabe, también en todos los momentos de la misma, ya que es sumamente recomendable que se practique desde muy temprana edad, conociendo los beneficios que puede representar durante la infancia sobretodo.

Un nuevo estudio ha demostrado que la práctica del Yoga en las escuelas puede mejorar notablemente el rendimiento de los niños en sus estudios, los ayuda a manejar mejor sus impulsos, a canalizar y aprovechar al máximo su energía, haciendo de toda la experiencia del aprendizaje algo mucho más agradable.

La investigación se desarrolló en 30 colegios chilenos donde se implementaron clases de Yoga en las aulas preescolares, hasta el momento se trata de un movimiento pionero en los establecimientos educacionales de Chile, y los resultados han sido muy positivos, con el comienzo de esas clases especiales se han bajado los niveles de tensión y agresividad en los niños, los cuales manifestaron mejores capacidades de concentración y mayores herramientas sociales, el ambiente escolar se mantuvo más amistoso y relajado en general.

La forma en la que se les enseñó a los niños a hacer Yoga fue en un ambiente realmente relajado, una vela blanca, música especial, el clima adecuado y una habitación con las comodidades necesarias permitieron que los niños se sienten en el suelo y aprendan los movimientos para saludar al sol o imitar a un animal, en general todos los niños respondieron bien a las indicaciones y de hecho se mostraban ansiosos por volver a repetir las experiencias antes del estudio, las clases se repitieron todas las mañanas.

Para la nueva campaña de Yoga se necesitó que 70 educadoras se capacitaran con un maestro de Yoga durante el mes de enero del 2011 para luego conseguir transmitir ese conocimiento a sus alumnos. Luego de esa actividad las mujeres participantes concordaron en que la tranquilidad en el aula es evidente, los niños se mantienen más calmados, con mayor silencio y ganas de aprender y obedecer lo que se les indique.

Mariana Salgado, una de las participantes indica:

“Se realiza en la mañana, porque es cuando los niños llegan con muchas cargas negativas desde sus casas y se nota cuando vienen alterados. Hacen ejercicios de respiración, y se les nota concentrados y entusiasmados con el yoga”… “Han bajado los índices de impulsividad. Los niños son capaces de relajarse y contar hasta tres antes de actuar. No en el 100%, porque hay mucha carga de sus hogares, pero sí en un gran porcentaje”.

Vía | Rosario 3
Foto | Viva Street

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...