[Vídeo] Una niña sufre acoso escolar y además brutalidad policial

En este vídeo podéis ver como una niña estadounidense que supuestamente sufre acoso escolar, ha tenido que soportar además la brutalidad policial. Este tipo de situaciones no hacen más que reafirmar la necesidad de que la policía no esté en las escuelas estadounidenses, en su lugar deberían estar personas especializadas capaces de manejar situaciones con niños y adolescentes.

Es habitual que a través de los medios de comunicación conozcamos casos de brutalidad policial con adultos y sobre todo con personas de raza negra, pero cada vez se dan a conocer más casos en los que se refleja el abuso de los vigilantes o la brutalidad policial con niños. Podemos citar como ejemplo este vídeo en el que se ve a un niño esposado que tiene sólo 8 años, o niñas de 9 años que son reducidas en la escuela, entre otros.

En el vídeo podéis ver un nuevo caso de brutalidad policial con una niña que supuestamente estaba sufriendo acoso escolar. Los hechos ocurrieron en la escuela de la localidad de San Antonio (Texas), en él podemos ver como un agente de policía reduce brutalmente a una niña de 12 años levantándola por el aire y estampándola contra el suelo para poder ponerle las esposas. El vídeo casero grabado con un teléfono móvil se ha difundido a una gran velocidad por la red, provocando un aluvión de críticas.

Como consecuencia de la difusión de las imágenes, de momento el policía ha sido suspendido de su trabajo, la policía y la escuela han comunicado que llevarán a cabo una investigación para conocer con exactitud qué pasó. Parece ser que la niña sufría un supuesto acoso escolar desde que empezó el curso y en los momentos previos al hecho estaba discutiendo con una de las niñas acosadoras, pero sin llegar a las manos.

Parece ser que la niña acosada le dijo a la acosadora que fueran a otro sitio a hablar, porque donde estaban había mucha gente, pero ocurrió lo contrario, muchos niños siguieron a las dos niños pensando que se pelearían, además también se presentó el agente de policía.

Hay que decir que los padres de la niña ya habían denunciado al centro, en varias ocasiones, que su hija estaba sufriendo acoso escolar, pero los responsables del colegio no hicieron nada para solucionar la situación. No tiene sentido que en un altercado entre dos niñas de carácter verbal, aparezca la policía para reducir a una niña con tanta brutalidad, este es otro hecho más que demuestra que la policía no debería estar presente en los centros escolares estadounidenses, no están preparados para manejar situaciones con niños y por ello los tratan como si fueran adultos.

Estas situaciones deben ser manejadas por personas especializadas en el acoso escolar, en opinión de muchas personas, el centro escolar tiene buena parte de culpa al no haber tomado cartas en el asunto cuando los padres denunciaron el acoso que sufría su hija. Para complicar más la cosa y según leemos aquí, la niña, además de sufrir la brutalidad policial, fue sancionada y expulsada durante dos días del centro escolar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...