Varias comidas al día prevendría casos de obesidad en las niñas

Un nuevo estudio ha determinado que al parecer las niñas que realizan varias comidas a lo largo de todo el día, tienen muchas menos posibilidades de engordar en comparación a aquellas otras que realizan solamente dos comidas, sumando muchos menos centímetros en la cintura a lo largo de una década.

Los autores del informe suponen que el consumo de snacks en pequeñas cantidades a lo largo del día de forma frecuente generaría en las niñas una sensación de saciedad por lo que se evitan todo tipo de excesos alimentarios, aunque también son concientes de que aún es muy pronto para decidir si es válido recomendar este tipo de rutinas para alimentar a las niñas o a la población en general para prevenir la obesidad.

Alison Field, experta en alimentación infantil del Hospital de Niños de Boston, comenta:

“Es posible que comer porciones más pequeñas o con intervalos más cortos reduzca la necesidad de ingerir comidas copiosas o la sensación de hambre”…”siempre existe la posibilidad (…) de que las personas que comen con frecuencia sean simplemente distintas a las que deciden comer un par de veces al día”.

El estudio estuvo a cargo de Lorrene Ritchie de la University of California, en Berkeley y se desarrolló gracias a los fondos públicos sobre niñas negras y blancas en Cincinnati, Berkeley y Washington, registrando qué comían y a qué hora lo hacían durante varios días por vez, cuando las pequeñas tenían unos 10 años. En los 10 años posteriores se les controló a cada una de ellas la altura y el peso, además de la cintura a un total de 2.100 participantes.

Los autores marcaron una diferencia entre la cantidad y la calidad de esas comidas, aquellas niñas que comieron snacks sanos (frutas, barras de cereales, bastones de verdura) manifestaron un mejor físico al terminar los estudios y atravesar la adolescencia, mientras que las niñas que comían varias veces al día comida chatarra tenían mayores posibilidades de ser obesas hacia los 20 años, así como las que se daban grandes atracones de comida dos veces al día.

La autora, que aún se encuentra desarrollando una hipótesis con mayores fundamentos, aclara:

“No recomendaría que la población deje de comer tres veces por día para empezar a hacerlo cinco veces para no engordar”…”Tampoco saltearía comidas para no engordar, ya que eso no ayudaría, ni evitaría necesariamente los snacks”.

Vía | Público
Foto | Telegraph

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...