Vacuna “antitabaco” aplicada en niños hará que no se vuelvan fumadores en el futuro

Desarrollan un nuevo tipo de vacuna antitabaco que tiene el objetivo de crear con una sola aplicación una serie de anticuerpos en el organismo que neutralizan los efectos de la nicotina antes de llegar al cerebro, por lo que no se experimenta ningún tipo de placer al fumar, y los niños podrían estar a salvo de desarrollar ese hábito tan negativo para la salud.

En el mundo de la medicina el desarrollo de una nueva vacuna está revolucionando el panorama, y es que se trata de una nueva inyección con efectos “antitabaco” que podría brindar al individuo una protección contra la adicción al tabaco y a la nicotina por el resto de su vida, por lo que el plan original es que sea aplicada a niños en todo el mundo para evitar que al crecer puedan volverse fumadores.

Se trata de una vacuna de genes que son capaces de generar en el organismo los anticuerpos contra la nicotina, por lo que además de prevenir el tabaquismo podría ayudar en la actualidad a millones de fumadores en todo el mundo a dejar este hábito nefasto para la salud, según indican los científicos que han trabajado en su desarrollo desde hacer unos años. Los especialistas confirman que solamente sería necesaria una sola dosis para otorgarle al paciente una protección ante la nicotina que duraría por el resto de su vida.

Se está trabajando en un proyecto que tiene como objetivo vacunar a los niños con este nuevo descubrimiento para evitar que al volverse mayores puedan relacionarse con el tabaco, pero hasta el momento la denominada “Vacuna genética” ha sido probada solamente en ratones de laboratorios, y se pronostica que las pruebas en seres humanos podrían comenzarse de aquí a un plazo de dos años en el futuro.

La investigación ha tenido su desarrollo en el Colegio Médica Weill Cornell de Nueva York, y al respecto los especialistas que trabajan en esta novedosa vacuna explican que su funcionamiento se basa en que contiene genes “programados” para entrar en el cuerpo de la persona y desarrollar una cantidad de anticuerpos que neutralizan los efectos de la nicotina antes de que llegue al cerebro, por eso no se puede generar o mantener la adicción.

Los médicos indican que en el caso de fumadores al no conseguir recibir el placer al fumar dejarán de forma mucho más sencilla su adicción a la nicotina, mientras que en el caso de los niños una aplicación a edades muy tempranas representa la posibilidad de nunca desarrollar un gusto o un placer relacionado al hábito de fumar, por lo que los adultos del mañana estarían a salvo de todas las consecuencias que derivan de ser fumador.

Vía | Infancia Hoy
Foto |  Army Medicine de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...