Tratamiento precoz del reuma en los niños

Se ha identificado que muchos de los niños que tienen enfermedades reumáticas no son diagnosticados a tiempo y por lo tanto retrasan el inicio de su tratamiento.

reumatico

Aseguran que muchos niños que tienen desde hace algún tiempo enfermedades reumáticas continúan sus vidas sin dar prueba de los primeros síntomas de su problema de salud, por eso se retrasa notablemente la detección del reuma y por lo tanto el inicio del tratamiento correspondiente, lo que puede generar mayores problemas en su salud, lo mejor en todos los casos es detectar la enfermedad de forma precoz y atenderla a tiempo.

Esto se sabe gracias al doctor Vicente Torrente- Segarra,  reumatólogo del Hospital General de L’Hospitalet, en Barcelona, en el marco del 2º Curso de Postgraduados de la Sociedad Española de Reumatología, que ha tenido lugar por estos días.

“A diferencia de los adultos en muchos casos los niños no presentan inicialmente todos los signos y síntomas, por lo que se puede retrasar la detección. Lo que sí es importante es que ante la duda el pediatra lo remita a un centro especializado en Reumatología Pediátrica para su valoración”…”Los síndromes autoinflamatorios son probablemente las enfermedades menos conocidas para la mayoría de reumatólogos de adultos. El hecho de compartir síntomas muy comunes y, en ocasiones indistinguibles de otras entidades –infecciones o inmunodeficiencias–, hacen que su diagnóstico sea todo un reto. Algunos de estos pacientes han sido diagnosticados en edad adulta, entre otras razones, porque algunas de ellas se han descrito o definido en el último decenio al encontrar las alteraciones genéticas que las producen”.

Se ha indicado que durante las últimas décadas mucho es lo que se ha avanzado en el diagnóstico genético, sobre todo cuando se trata de identificar síndromes autoinflamatorios. En la actualidad, justamente, los especialistas trabajan en el desarrollo de herramientas que puedan determinar el nivel de gravedad de la afección radiológica en artritis idiopática juvenil o en dermatomiositis juvenil, todos problemas óseos que suceden durante la infancia.

Se conoce que la gran mayoría de los problemas reumáticos que afectan a los pacientes durante su infancia son crónicas, y se especula que hacia la edad adulta el 70% de los individuos afectados pueden llegar a tener algún grado de actividad, y se entiende que un alto porcentaje de los niños reumáticos que son diagnosticados oportunamente y atendidos a tiempo pueden mantener remitida la enfermedad, incluso años después de que hayan terminado su tratamiento farmacológico.

“Las patologías más habituales en las consultas de Reumatología Pediátrica son la artritis idiopática juvenil, por su mayor prevalencia, pero en Unidades especializadas también se controlan otras enfermedades como las conectivopatías como el lupus -juvenil y neonatal-, dermatomiositis, y otras como vasculitis, enfermedades metabólicas del hueso y síndromes autoinflamatorios”.

Es importante que los padres esten atentos a los cuerpos de sus hijos, generalmente el síntoma principal, que puede ocurrir en mayor o menor grado de intensidad, es el dolor articular, con inflamaciones notables al tacto y dificultad al caminar en ocasiones, lo que puede sumarse a otros síntomas como las lesiones cutáneas o inclusive la fiebre alta.

Vía | Europapress
Foto | BaboMike

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...