“To train up a Child” polémico libro de crianza que recomienda golpear a los niños para educarlos

“To train up a Child”, lo que traducido significa “Para entrenar a tu hijo” es un manual de crianza sumamente popular que fue escrito por el reverendo Michael Pearl, de los Estados Unidos, el mismo ha traído una gran polémica porque el principal pilar de crianza que el libro recomienda es el golpear a los niños durante su infancia para educarlos mejor.

La controversia ha estallado cuando salieron a la luz recientes casos de violencia doméstica estrechamente vinculados a las recomendaciones que se detallan en el manual, criterios brutales tales como proponer golpear a los niños con los caños de las tuberías, o inclusive, dejar armas cargadas en la casa, para comprobar la “temeridad” de los menores, es decir, identificar si los niños hacen o no caso a sus padres al decirles que no toquen las armas, si se disparan por error en la cabeza evidentemente significa que no estaban bien educados, o que no fueron golpeados lo suficiente como para entender el concepto.

El horror que causa el conocimiento de algunos criterios de crianza, parece no afectar a muchas familias que por el contrario adoptaron esas medidas para entrenar a sus hijos. El libro se publico primeramente en el año 1994, a cargo del reverendo evangelista, oriundo de Tenesse, reconocido por ser líder de la agrupación religiosa “No Greater Joy”, y el manual cobró en poco tiempo gran popularidad.

Desde el momento del lanzamiento se vendió casi un millón de copias en los Estados Unidos, por lo que el manual que indica que el castigo físico regular en sus formas más violentas es el mejor método para criar a un niño, inclusive durante sus primeros meses de vida, pasó a ser una de las biblias de entrenamiento infantil que muchos padres, inclusive hasta el día de hoy, consideran de indiscutible buena calidad.

Comenzando el libro ya se pueden encontrar los crueles métodos para adoctrinar a los pequeños, por ejemplo con el primer episodio titulado ni más ni menos que “Pegale a tu hijo”, que indica:

“una experiencia particularmente dolorosa para la madre lactante es el bebé que muerde. Mi esposa no perdió tiempo para encontrar un remedio. Cuando el bebé la mordía, ella le tiraba del cabello (hay que buscar una alternativa para los bebés sin pelo)”.

El reverendo también se encargó de indicar cuáles son los accesorios o implementos indicados para castigar a los niños según su edad, por ejemplo, vara de sauce de 25 o 30 cm. de largo por medio centímetro de diámetro para golpear a los bebés, pero eso sí, sin nudos en la corteza ya que eso puede cortar la piel, cosa que claro, hay que “evitar”. En el caso de los niños mayores, a partir de los 2 años, una tubería flexible de plástico o una manguera de jardín es suficiente, porque duele internamente pero no deja marcas.

Ahora, bien, el reverendo preveé entre sus páginas que a primera vista las recomendaciones pueden parecerles brutales a algunos padres, e indica:

“Puede ser que experimentes sentimientos que te impidan pegarle a tu hijo, pero eso no es amor. Dios, que creó a los niños y sabe lo que más les conviene, ordena a los padres que usen la fusta”.

El libro, que aún circula, ha sido el manual de cabecera de muchas familias que han sabido hacer tal caso capítulo tras capítulo, que consiguieron hacerles pasar un infierno de violencia a sus hijos, inclusive hasta las últimas consecuencias, como en el caso de la familia Williams, donde los padres están acusados de asesinar a su niña de 11 años a golpes, según indicaba el libro. La pareja era seguidora del manual y reconocieron en el juicio que habían comenzado a aplicar las indicaciones el pasado 30 de septiembre sometiendo a su niña adoptada a gran cantidad de castigos debido a sus graves faltas de conducta, por lo que procedieron a golpearla con tubos de cañería hasta matarla.

Vía | Infobae

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...