Tipo de hipnosis para conseguir que el bebé duerma

Para muchos padres la idea de hipnotizar a sus bebés para conseguir que duerman les puede sonar algo descabellado, pero lo cierto es que si bien no se trata de hipnosis real, existen diversas técnicas alternativas que consiguen que los niños se relajen lo suficiente como para poder conciliar el sueño y tener una noche tranquila si es que el descanso es algo que les cuesta, y que tratada con paciencia y cariño puede ser una herramienta sumamente útil.

En la actualidad no existe un consenso científico sobre la naturaleza de la hipnosis, y si interviene o no sobre el libre albedrío de las personas que son sometidas a esta técnica de control mental, si se trata de un estado separado de la consciencia o de una especie de juego que ha sido socialmente condicionado, hasta el día de la fecha diversos estudios no han podido identificar alguna señal cerebral que corresponda a un estado de trance hipnótico, pero aún así la hipnosis es algo que genera dudas y curiosidad.

Lo cierto es que se asume que la persona que será sometida a la hipnosis sabe de aquello en lo que está participando y toma la decisión de formar parte por sus propios medios, un criterio de respeto hacia la elección de cada uno, algo que claramente no se puede aplicar en el caso de los bebés, ya que no pueden decidir si participan o no de tal cosa, ya que son ajenos a las elecciones que se toman en torno a él, solamente se espera que sus padres opten siempre por lo mejor para sus niños.

Cuando se trata de los niños, en cambio, lo que se hace no es lo que comúnmente se ve en televisión o en las películas, la intención es conseguir llevarlos a un estado de tranquilidad y relajación mental, para eso las técnicas de hipnosis se basan en conseguir un momento de conexión con el niño, enfocando la atención en ellos, mecerlos suavemente al tiempo que se les habla en tono bajo y constante de forma consecuente a los horarios de dormir, o en situaciones en las que los niños se sientan ansiosos o estresados, incluso se puede hacer uso de algún tema musical o canción particular que sea presente en cada una de esas “sesiones”, ya que con el tiempo con solamente poner esa canción el niño accionará un mecanismo interno que lo hará sentirse mejor.

Vía | BBC
Foto |  Lisa Rosario Photography de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...