The Lancet contra la publicidad de la leche de continuación

El informe elaborado por la OMS, UNICEF e IBFAN sobre la poca protección que tiene la lactancia materna en varios países del mundo, ha sido bien acogido por organizaciones y asociaciones que promueven y defienden la lactancia. Prestigiosas revistas científicas como The Lancet, se han sumado a las reivindicaciones de las organizaciones antes citadas, posicionándose en contra la publicidad de la leche de continuación.

Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna

Hace un par de semanas os hablábamos del informe elaborado por la OMS, UNICEF e IBFAN, en el que se concluía que muchos países no protegen correctamente la lactancia materna. Se destacaba que de 194 países analizados, 135 tienen algunas medidas legales que están relacionadas con el Código Internacional de Comercialización de Sucedáneos de la Leche Materna, y sólo 39 países tienen leyes que ponen en vigor todas las disposiciones del mencionado código que representa un compromiso ético para que los gobiernos legislen sobre la regularización de la venta de los sucedáneos de la leche materna.

Hoy podemos saber que el informe ha sido acogido con gran satisfacción por numerosas asociaciones y organizaciones que trabajan promocionando la lactancia materna. Estas organizaciones han pedido más acciones a sus respectivos países contra las campañas agresivas de marketing que realizan las compañías que se dedican a la elaboración de leche de fórmula, también han solicitado que se realice una mayor aplicación del código adoptado en 1981 en la Asamblea Mundial de la Salud. Recordemos que el código solicita a los países que protejan la lactancia materna y pongan fin a la comercialización de sucedáneos de la leche materna, por otro lado, se exige la garantía de que estos sucedáneos se utilizan de forma segura y sólo cuando realmente son necesarios.

A las asociaciones y organizaciones pro-lactancia materna se ha sumado la prestigiosa revista científica británica The Lancet, que manifiesta estar en contra la publicidad de la leche de continuación. La revista ha publicado un artículo informativo en el que explica que la regulación de la comercialización de sucedáneos de leche materna es una piedra angular de la acción global sobre la lactancia materna. Apunta la necesidad de seguir el código y que se elimine en todos los países la publicidad sobre los beneficios que brinda la leche de fórmula, que se prohíban los regalos a los trabajadores de salud, distribución gratuita de muestras, etc.

The Lancet comenta que es alentador que de 194 países, 135 países hayan adoptado este código, aunque lento, se muestra un avance hacia la protección de la lactancia materna. Destaca que es lamentable que los países más ricos sean los que tienen las tasas más bajas de lactancia materna, así como menores protecciones legales, esto delata que existe una falta de voluntad política, falta de coordinación entre la partes interesadas, que la industria de la leche de fórmula interfiere e impide mayor protección para la lactancia materna, la insuficiencia de recursos para la recopilación y análisis de datos, etc. No es habitual que una revista científica exprese su opinión de una manera tan rotunda, ya que este no es su cometido, sino el de dar a conocer las investigaciones y trabajos que se desarrollan en el mundo sobre diferentes cuestiones.

Para The Lancet y otras organizaciones como UNICEF, las madres merecen una oportunidad para poder tener acceso a la información correcta sobre los medios necesarios para proteger la salud y el bienestar de sus hijos, aludiendo a la lactancia materna. Por supuesto, el informe elaborado por la OMS, UNICEF e IBFAN ha levantado ampollas en la industria de la leche de continuación de Europa y de Estados Unidos, han criticado dicho informe, asegurando que va en contra de toda investigación nutricional creíble. La industria teme que la información lanzada confunda a los consumidores de todo el mundo.

Lo cierto es que el informe va en contra de los intereses de la industria y es lógico que lo critiquen, por otro lado, el tema de confundir a los consumidores y mejor dicho a las familias, ha sido un trabajo realizado por la industria, poniendo por delante la leche artificial y dejando a un lado el mejor alimento del mundo. The Lancet comenta que los más vulnerables sufren cuando los intereses comerciales chocan con la salud pública. Considera que se debe aplicar una regulación que cubra todos los productos lácteos para niños de hasta 3 años y que se lleve a cabo una prohibición de la promoción de la leche de fórmula como paso importante para mejorar la salud de los niños. A través de este enlace podréis conocer más detalles sobre el artículo de opinión publicado por esta revista.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...