Se denuncia a Google por espiar a millones de niños y niñas

En Estados Unidos se ha denunciado a Google por espiar a millones de niños y niñas a través de su plataforma Google for Education, recopilando datos para fines que no tienen nada que ver con la educación.

Espionaje de Google

El Fiscal General de Nuevo México (Estado Unidos) denuncia a Google por espiar a millones de niños y niñas, tanto en el colegio como en el hogar, recopilando información de la ubicación física, lo que buscan y visitan en internet, realizando grabaciones de sus voces, almacenando información de las contraseñas que utilizan, así como otras informaciones relacionadas con el comportamiento de los menores en general.

La acusación del fiscal destaca que los propósitos de este espionaje son oscuros, ya que se almacenan datos de menores que van a la guardería y que no guardan relación alguna con un propósito de carácter educativo. Por ello, se acusa a Google de haber violado diferentes leyes estatales y federales, de saltarse sus propios términos de uso con Google for Education, paquete destinado a los estudiantes de primaria, secundaria y estudios superiores, cuyo funcionamiento es similar al de un campus virtual con herramientas como hojas de cálculo, correo electrónico, procesadores de texto, etc.

Google for Education es utilizado por un gran número de colegios españoles, por lo que se deduce que la práctica del espionaje a la infancia también se ha llevado a cabo en España. En el caso de nuestro país, muchos colegios dan a conocer su asociación con esta plataforma de Google como sinónimo de excelencia, a fin de poder captar un mayor número de alumnos utilizando la etiqueta de «Google Reference School». El proceso judicial se ha iniciado en Estados Unidos, país donde al menos el 50% de los colegios utiliza Google Education, pero no sería extraño que de confirmarse la denuncia, se iniciara un proceso paralelo en nuestro país.

Claro que, en el caso de la versión española de la plataforma, se presume de la compatibilidad con el cumplimiento de rigurosos estándares como la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Internet de 1998, ley que, por cierto, debería actualizarse tras 20 años de adelantos y cambios que se han producido. Esta ley denominada COPPA es parte de la legislación estadounidense que, según la acusación, Google está vulnerando a pesar de que manifiesta su cumplimiento.

El fiscal asegura que Google Education y otros productos de Google tienen un alto precio que éste oculta, que esta compañía estadounidense ha estado intentando convencer a los padres, al profesorado y al personal escolar de que se toma en serio la privacidad, recogiendo únicamente datos relacionados con la educación, promesas que también ha realizado en países como España. Se trata de promesas rotas y engaños deliberados, para ello, el fiscal ha explicado las formas de espionaje de Google en el escrito de imputación de 24 páginas que podéis leer aquí.

Este documento tiene como respaldo las declaraciones realizadas por directivos de Google ante las comisiones de investigación del Congreso de Estados Unidos relacionadas con Google Education, donde se confirmó que Google almacena los datos en perfiles atribuidos a cada estudiante, para utilizarlos posteriormente con propósitos comerciales. Pero el alcance es mayor de lo que se pueda pensar, ya que los datos de los menores podrían relacionarse con la información de sus padres, de hecho, se anima a que los niños y niñas conecten sus cuentas de Google Education en el buscador de Chrome con los ordenadores personales de sus familiares.

De momento, y como hemos podido saber aquí, se trata de una acusación y se han de demostrar los hechos, pero hay que tener en cuenta que en el pasado Google ya ha sido condenado por la recopilación y uso indebido de datos de los menores, se pueden citar también los problemas con la plataforma Youtube, por lo que los antecedentes no le favorecen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...