Riesgo de contagiar a bebés y niños con meningitis por besarlos en la boca

Recomiendan no besar a los bebés ni a los niños pequeños en la boca ya que estos son sumamente vulnerables a las enfermedades graves y se corre el riesgo de contagiarlos de meningitis.

Es sumamente frecuente ver a los adultos mimando y abrazando a los bebés, una forma de demostrarles cariño son los besos, sin lugar a dudas, y por eso muchos optan por la costumbre de besar a los niños en la boca, sin encontrar nada malo en dicha práctica, lo cierto es que es algo que se debería evitar, ya que se pone en riesgo la salud de los pequeños.

Si en principio tenemos en cuenta que la boca de un adulto cuenta con una cantidad de bacterias que los bebés no poseen, no es difícil imaginar que se los expone prematuramente a agentes que pueden bajar sus defensas y hacer que se enfermen con mayor facilidad, pero además un nuevo estudio ha determinado que besar a los bebés y a los niños en la boca aumenta el riesgo de contagiarles meningitis, una enfermedad oportunista que se presenta en individuos con las defensas bajas o que ya cursan otra enfermedad, afectándolos a cualquier edad.

La meningitis es sumamente severa, actúa afectando la meninge del cerebro y es una infección que puede expandirse al resto del cuerpo con suma facilidad, dificultando los proceso de circulación sanguínea, generando no solamente grandes dolores de cabeza y de cuerpo, sino inclusive pudiendo ser fatal en el caso de los niños pequeños, según indica el pediatra infectólogo de la clínica Internacional, el doctor Eduardo Chaparro.

En la actualidad el 30% de los bebés lactantes y los niños que padecen menigitis pueden enfermarse gravemente, depende siempre del tiempo que se tarde en pedir asistencia médica, hacer el correcto diagnóstico y ofrecerle el tratamiento necesario, pero lo que ocurre es que diagnosticar la enfermedad no es algo sencillo, es necesario realizar una punción lumbar para reconocer si es anormal o si hay presencia de pus.

La meningitis afecta especialmente a los niños porque son los más vulnerables, en los casos en los que se supera se sabe que el 30% de los pacientes queda sujeto a secuelas de por vida, como retardo mental, sordera total o parcial, parálisis y la posible amputación de alguna parte del cuerpo.

Los síntomas que presenta un individuo infectado son fiebre alta que no cede fácilmente, náuseas, posibles vómitos y dolor de cabeza sumamente fuerte, junto con la posible aparición de manchas de color púrpura en todo el cuerpo. Es valioso destacar por lo tanto que las formas de transmitir meningitis a un bebé es por la saliva, por eso resulta peligrosa la tendencia de besarlos en la boca, tampoco se deben compartir bebidas, toser o estornudar cerca de un bebé o niño.

Vía | rpp
Foto | eskimo_jo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...