Revisar los pies de los niños antes de mandarlos a la escuela

Muchos niños sufren de problemas en los pies sin que sus padres lo adviertan o tengan noticias del problema, por eso los especialistas recomiendan que con motivo del regreso a las clases escolares, los adultos lleven a sus niños a hacer una revisión para poder conocer sobre la presencia de cualquier tipo de problema o en todo caso, descartar que lo haya.

La doctora ortopeda Beatriz Camós directora general de la ortopedia Grau Soler, es quien explica que los niños pueden tener pies cavos, planos, varos o valgos y son todas condiciones que provocan dolor e incomodidad, pero que una vez diagnosticado el problema se puede tratar de forma sencilla pero que como con todos los males, hay que atenderlos a tiempo.

Se estima que en la actualidad la mitad de los menores que son llevados a traumatología presentan un problema de pies planos que es una dolencia provocada por la falta del arco, o también llamada bóveda plantar que se caracteriza por dejar una huella sin o casi sin curva, todo lo contrario a lo que ocurre en niños que tienen pies cavos, que manifiestan una elevación anómala en la misma parte del pie y al pisar no deja huella ni en la parte central del pie ni en la zona de los dedos.

Los niños que son atendidos por tener pies varos, por su parte, tienen la punta del pie invertida hacia dentro y la parte externa lleva una zona curvada como de media luna. Otros de los males comunes durante la infancia son los pies valgos, que se reconoce por una deformación en el pie con formato exactamente contrario a lo explicado anteriormente, es decir, toda la curvatura se manifiesta hacia afuera.

Todos estos problemas representan dolor, incomodidad y molestias al caminar, es necesario que los adultos sepan que estos niños no pueden llevar cualquier tipo de calzado, por eso al comenzar las clases que es cuando vuelven al uso las zapatillas, es necesario consultar con un especialista.

Una de las formas de tratar estos problemas es con zapatos especiales o con plantillas que puedan corregir la mala postura del pie, y en cuanto a estas piezas es bueno destacar que ahora se consiguen de muy buena calidad, cómodas y duraderas que no impiden el juego o la actividad diaria del niño, la experta añade:

“no les causa absolutamente ningún inconveniente en su vida diaria”…”es determinante que estén elaboradas con el material adecuado y que sean personalizadas y adaptadas en función de la patología y de las necesidades del menor”.

Vía | ABC
Foto |  barockschloss de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...