Relación entre el sedentarismo y la miopía infantil

La OMS ha dado a conocer el Informe Mundial sobre la Visión con motivo de la celebración del Día Mundial de la Visión, en él se apunta la relación entre el sedentarismo y la miopía infantil, problema que afecta, sobre todo, a los países desarrollados, aunque no apunta que una de las principales causas sea el uso excesivo de las pantallas.

Informe Mundial sobre la Visión

Con motivo de la celebración del Día Mundial de la Visión, la OMS (Organización Mundial de la Salud) ha presentado el primer Informe Mundial sobre la Visión, un documento en el que se realiza una radiografía de las afecciones oculares y discapacidad visual que afectan a la población, los posibles costes para abordar estos problemas y que supongan una mínima inversión, las principales causas de los diversos problemas oculares que sufre la población, las estrategias para cuidar la salud visual, etc.

Se trata de un informe bastante completo en el que se pueden consultar gráficas, contrastar datos sobre la evolución de los problemas oculares o conocer recomendaciones concretas proporcionadas por los expertos de salud, entre otras cosas. Centrándonos en problemas como la miopía y su incremento año tras año en la población infantil, la OMS relaciona este problema de visión con el sedentarismo, apuntando que la disminución de las actividades al aire libre es un factor de riesgo para sufrir miopía.

También apunta otras causas asociadas a los problemas de visión en los niños como, por ejemplo, la deficiencia de vitamina A, algo que afecta a muchos países en vías de desarrollo y cuya solución es sencilla, o bien proporcionar suplementos de estas vitaminas, o favorecer una dieta que aporte las necesidades diarias de vitamina A. Volviendo a la relación entre el sedentarismo y la miopía infantil, problema que sufren, sobre todo, los países desarrollados, la OMS apunta que el excesivo tiempo que los niños pasan dentro de casa es una de las principales causas del aumento de la miopía, y aunque se puede deducir que es por pasar mucho tiempo delante de las pantallas, la organizació no establece una asociación directa con los dispositivos.

Los expertos comentan que la visión humana está mejor preparada para ver de lejos que de cerca, por eso hay que procurar que los niños pasen más tiempo al aire libre realizando actividades, algo que además de ayudar a mantener la visión, contribuirá en la reducción de problemas como el sobrepeso y la obesidad. Pero resulta curioso saber que en este informe no se aconseja directamente que se reduzca el tiempo que los niños pasan frente a la pantalla de la televisión, los dispositivos móviles, el ordenador, etc., algo que no tiene sentido, sobre todo sabiendo que muchos profesionales de la salud ocular apuntan al consumo excesivo de pantalla como una causa de algunos de los problemas de visión.

Año tras año aumenta el número de personas que sufren algún tipo de deficiencia visual, la OMS comenta que al menos 2.200 millones de personas tienen deficiencias visuales o sufren ceguera, pero es lamentable saber que más de 1.000 millones de casos se podrían haber evitado o mejorado sus condiciones. El informe habla concretamente de la incidencia de la miopía, la hipermetropía, el glaucoma y las cataratas, problemas que no reciben la atención que necesitan, principalmente en los países en vías de desarrollo.

Las afecciones oculares y la deficiencia visual están muy extendidas, y con demasiada frecuencia siguen sin ser tratadas, expertos de la OMS consideran que las personas que necesitan atención oftalmológica deben poder recibir intervenciones de calidad sin sufrir dificultades financieras. Por tanto, es necesario incluir la atención oftalmológica en los planes nacionales de salud como parte del plan marcado hacia la cobertura sanitaria universal. Para los expertos que han elaborado el informe, es inaceptable que 65 millones de personas sean ciegas o tengan problemas de vista cuando su visión podría haberse corregido de la noche a la mañana con una operación de cataratas, o que unos 800 millones de personas tengan dificultades para realizar sus actividades cotidianas porque no tienen acceso a unas gafas.

El informe se presenta como una hoja de ruta que marque las pautas y actuaciones para mejorar la salud ocular de la población mundial y en especial de las próximas generaciones en los próximos diez años. Si no se ponen en marcha las medidas recomendadas, la incidencia de los problemas de visión continuarán aumentando, en los países desarrollados por unas causas y en los países en vías de desarrollo por otras. A través de este enlace (Pdf) podréis acceder al Informe Mundial sobre la Visión 2019.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...